);
Top Stories

¿Quién será el Factor X de cada equipo NBA de la Conferencia Este?

Connaughton, Brown, Osman
nba photos

Los partidos no se ganan solamente con estrellas y Big Threes (o Big Twos en la actualidad), sino que forjan a través un entramado de automatismos, intangibles y el elemento suerte que siempre toma partido en este deporte. En la profundidad del banco de suplentes o a la sombra de los grandes nombres se encuentran aquellos componentes que decantan la balanza con su irrupción en momentos determinados.

Cuando la contienda se vuelve complicada y adversa es cuando el factor X entra en juego, aquel jugador que, sin que nadie lo espere, cambia el sino de un encuentro y conduce hacia la victoria a los suyos.

Con una agencia libre que prácticamente ha quedado finiquitada y en el que el 40% de la población NBA tenía que renegociar su futuro, nos adentramos en la Conferencia Este para seleccionar y desmenuzar a aquellos perfiles que pueden encajar dentro de esta categoría. Esos secundarios que definen la cultura de una franquicia y que en algunas ocasiones son la extensión del entrenador en la cancha.

¡Mira por primera vez a los mejores novatos de la NBA durante la NBA Summer League LIVE con el NBA League Pass! Da click para México y Argentina.

Evan Turner - Atlanta Hawks

El traspaso de Evan Turner rumbo a Georgia pareció en su momento como el destierro de un jugador que en ningún momento rindió como la cifra de su contrato exigía. Sin embargo, basta ver un puñado de encuentros de los Portland Trail Blazers en los últimos años para darse cuenta que Turner siempre estaba ahí, sin que sus números hiciesen ruido por sí solos como con McCollum o Lillard.

Sus pases siempre llegaban, conducía el sistema hasta sus últimas consecuencias y si el momento lo requería lideraba un pequeño parcial que condujese a Portland a reaccionar. Para Stotts fue siempre su segundo base sin tener un cuerpo y unos fundamentos normativos que lo relacionasen con el point-guard clásico, pero cumplió su función. Ahora en Atlanta, junto a un grupo de jóvenes envidiable, tiene en su mano relanzar su carrera siendo el factor diferencial desde la sombra.

Jaylen Brown - Boston Celtics

La pasada temporada no ha sido nada sencilla para Jaylen, en todos los sentidos. Aquejado de un bajón de rendimiento y afectado por la química interna del equipo, Brown perdió su esencia de todoterreno que en campañas anteriores había dejado claro. En este 2019-2020 con un plantel renovado, Brown apunta a que será el sexto hombre de los verdes, un papel con menor presión pero iguales responsabilidades.

Brown representa un perfil de jugador más propio de otra época, que anota cuando toca y desaparece de escena cuando sus compañeros están en mejor momento. Si Boston está en peligro, Jaylen dará ese paso adelante por el que ha estado trabajando durante toda la post-temporada.

Taurean Prince - Brooklyn Nets

El traspaso de Allen Crabbe le abrió las puertas a Prince en un momento en el que solo se podía llegar a imaginar en lo que Brooklyn podía llegar a convertirse. Con Durant lesionado e Irving al mando del equipo, Prince puede convertirse en el jugador que se posicione como el componente diferenciador de un banco de suplentes plagado de jugadores muy válidos de rotación.

Su experiencia previa en los Hawks ha dejado claro qué tipo de jugador es, marcando la pauta en defensa y definiendo en ataque. En manos de Atkinson, Prince puede ser la versión de DeMarre Carroll que no llegó a brillar en Nueva York.

Michael Kidd-Gilchrist - Charlotte Hornets

Su carrera llegado a este punto ha sido, en cierto modo, mediocre en comparación a lo que se esperaba al salir de la universidad. Sin embargo, nos hemos acostumbrado a lo largo de los últimos años a ver a jugadores brillar en sus últimas temporadas de contrato por una cuestión lógica, por lo que en unos Hornets sin estrellas ni jóvenes llamados a ser diferenciales, Kidd-Gilchrist puede ser el factor X de Charlotte.

Tomas Satoransky - Chicago Bulls

El base checo ya ha demostrado que puede ser importante llegado el momento de la verdad, siempre en un segundo plano y con responsabilidades más volátiles y puntuales. Satoransky cambia de aires en Chicago en una franquicia que se encuentra en un punto en el que puede convertir su young-core en vanguardia.

El jugador de los Bulls es un perfil todo terreno que encaja en cualquier función, tanto ofensiva como defensiva, y a su vez puede responder como microondas en situaciones adversas.

Cedi Osman - Cleveland Cavaliers

Osman es un regalo caído del cielo para la franquicia de Ohio. En el Año I tras LeBron James, el turco ha dado un paso adelante en todos los aspectos del juego y se ha evidenciado como un jugador a tener en cuenta, más aún en unos Cavaliers necesitados de puntos y consistencia con tantos talentos desbocados como Sexton, Clarkson o Garland.

Thon Maker - Detroit Pistons

Salió por la puerta de atrás de unos Milwaukee Bucks que no le brindaban los minutos que él consideraba que merecía y el joven prospect australiano comenzó una nueva etapa en Detroit que todavía resulta una incógnita. En unos Pistons que suponen un interrogante incluso mayor que Maker, el jugador de interminables brazos lleva entrenando por su cuenta desde abril para volver en la mejor forma posible y colocarse en el sitio que él cree merecer.

TJ McConnell - Indiana Pacers

McConnell es una especie en peligro de extinción dentro de la NBA. Un base eléctrico y al que los números y la analítica no hacen nunca justicia, pero que sin él el equipo se resiente. Capaz de con su sola presencia revolucionar un encuentro e impregnar a sus compañeros de su pueril emoción por el juego.

TJ llega a un ecosistema en el que cualquier jugador puede ser la estrella si la situación lo requiere. En Philadelphia ha dado muestras de ser un factor X constante y en los Pacers no podríamos esperar menos.

Tyler Herro - Miami Heat

Es difícil apostar por un novato que todavía no ha pisado el American Airlines Arena como el factor X de los Heat, pero lo visto de Herro hasta el momento en la Summer League invita a ilusionarse con un jugador que tiene esa magia que te atrapa.

Si, como se espera, Jimmy Butler acaba acaparando la mayor parte del volumen de uso ofensivo del equipo, pensar en el joven escolta de Kentucky como el verso libre que rompe con lo pactado en un momento concreto no resulta en absoluto descabellado.

Pat Connaughton - Milwaukee Bucks

Al verle en una cancha de básquetbol, pocos adivinarían a simple vista de lo que es capaz, pero Connaughton ha dejado claro en su última campaña con los Bucks que es uno de los nombres a tener en cuenta dentro de toda la NBA en lo que a factores X se refiere.

Pat es esa variable inactiva que en un sistema como el de Milwaukee acaba por brillar sin necesidad de acaparar la atención, solo hace falta poner atención a sus picos de triples en un abrir y cerrar de ojos, esos parciales en los que los Bucks despiertan y acaban por dejar finiquitado un encuentro.

Allonzo Trier - New York Knicks

La interminable depresión deportiva que los Knicks atraviesan ha arrojado un nombre que supone un halo de esperanza entre tanta incertidumbre. Allonzo Trier ha sido en su primera campaña NBA un jugador al que seguir de cerca y que los nuevos fichajes pueden relegar a un segundo plano. Sin embargo, está claro que cree en su entrenador y sabe aprovechar esos momentos de confianza que Fizdale le brinda para mostrarse tal y cómo es.

Al-Farouq Aminu - Orlando Magic

Aminu inicia una nueva etapa en Florida después de ser el pegamento que mantuvo unidos, temporada tras temporada, a los Blazers y que puso en valor lo importantes que son los intangibles y la defensa en un equipo contender. Los siempre imprevisibles Magic se hacen con un alero que apenas comete errores cuando tiene el balón en las manos y que puede mantener las rachas del equipo fantásticamente en ambas partes del campo.

Josh Richardson - Philadelphia 76ers

Provenir de Miami Heat es garantía de sentimiento de competitividad y cultura del esfuerzo, Richardson llega a Philly con el cartel de underdog y tras haber dejado muy buenas sensaciones en los años previos. El escolta probablemente acabe convirtiéndose en un fijo en el quinteto titular, ocupando el puesto de JJ Redick, pero en unos 76ers plagados de estrellas y grandes nombres sus momentos de efervescencia pueden decantar la balanza en su favor.

Fred VanVleet - Toronto Raptors

Los canadienses defienden título y a lo largo de todas las Finales quedó claro que el Rey dentro de esta categoría era Fred VanVleet. Hábil y seguro, un remedio al que acudir cuando vienen mal dadas o los actores principales no están en su mejor momento, VanVleet tiene en su mano asegurarse un gran contrato el próximo verano si demuestra que no ha sido flor de un día.

Troy Brown Jr. - Washington Wizards

La lesión de John Wall trastocó todos los planes en la capital y obligó a Scott Brooks a encontrar soluciones express para resolver las diferentes crisis. En su año novato, Troy Brown se estableció como la navaja suiza de los Wizards. Cuando el equipo precisaba de un tirador que acompañase a Beal, allí estaba Brown; cuando era necesario un empujón defensivo, el de Oregon respondía y así con todo.

En su segundo año, Brown apunta a repetir en su papel con la experiencia que brinda un año rookie.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Comodines
Los comodines de la temporada 2019-20
Juan Estevez
Free Agents
Top 10 de Agentes Libres del mercado NBA
Juan Estevez
Rotaciones
¿Cómo serán las rotaciones de los 30 equipos?
Juan Estévez
al horford
Horford preparado para enfrentar a Boston
Agustín Aboy
Nick Nurse
Toronto, la identidad del campeón
Agustín Aboy
James Harden Steph Curry Zion Williamson
El Quinteto Ideal de la Pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias