);
NBA

¿Y si...? Los tiros más importantes que podrían haber cambiado las Finales NBA

Los lanzamientos que definen campeonatos siempre serán recordados como algunos de los tiros más importantes de la historia de la NBA. Michael Jordan, Kyrie Irving, Ray Allen... solo algunos ejemplos recientes de jugadores que se han subido a ese pedestal.

Pero, ¿y si los rivales de esos equipos no hubieran fallado disparos claves?, ¿cuán distinta podría ser la liga?

Aquí ponemos el foco en esos momentos. Los tiros que estuvieron a centímetros de ser tan famosos como los que terminaron superándolos. Los disparos fallados más importantes en la historia de la NBA.

John Stockton - Juego 6 de las Finales 1998

Las Finales de 1998 siempre serán recordadas por el último tiro de Michael Jordan, para culminar la Dinastía de los Bulls. Pero fue Stockton el que tuvo la chance de alterar el legado.

Después de haber perdido apenas un partido en las dos series anteriores, el Jazz entró a las Finales de 1998 con más experiencia y más descansado que el equipo que había caído ante los Bulls el año anterior. Por otro lado, Chicago estaba al final de su recorrido, después de haber superado a los Pacers en una brutal Final del Este a siete partidos.

El Jazz se llevó el Juego con un doble-doble de 20 puntos de Karl Malone, para luego perder tres encuentros consecutivos, donde fueron dejados en un promedio de 74,6 puntos. Utah pudo robarse el Juego 5 de Chicago, para entonces regresar a casa con la idea de extender la serie.

El Juego 6 parecía destinado a ser la última pieza de la magistral carrera de Jordan. Anotó 45 puntos, incluyendo el doble para tomar la delantera, restando 5,2 segundos en el reloj. Pero Utah todavía tenía tiempo y miró a Stockton para la respuesta.

Si su tiro hubiera entrado, el Jazz hubiera tenido todo el impuslo para el Juego 7. En cambio, el fallo terminó con la mejor chance que el equipo haya tenido para conseguir un título. Stockton y Malone nunca volvieron a salir de una 2° Ronda en Utah, cementando su lugar entre las grandes estrellas sin anillo.

Stephen Curry - Juego 7 de las Finales 2016

Los Cavaliers del 2016 tuvieron una buena, aunque poco memorable Fase Regular, antes de apretar el acelerador y destruir todo lo que aparecía a su paso en los Playoffs de la Conferencia Este. Los Warriors fueron el caso inverso.

Golden State arrancó con marca de 24-0 y luego acabó con el mejor récord de todos los tiempos (73-9), con Steph Curry transformándose en el primer MVP unánime en la historia de la liga. Después de que Steph sufra una lesión de rodilla en la 1° Ronda, los Warriors tuvieron que remontar un déficit de 3-1 en las Finales del Oeste, en una legendaria serie ante el Oklahoma City Thunder de Kevin Durant y Russell Westbrook.

Los Cavs entraron a las Finales más sanos y descansados, pero Golden State tomó el impulso para adelantarse por 3-1, antes de que Cleveland responda con dos victorias, para forzar el Juego 7 en Oakland.

A pesar de los momentos legendarios, el partido fue un show defensivo, en el que un triple-doble con 32 puntos de Draymond Green lideró la anotación del encuentro. Después de que la tapa de LeBron James a Andre Iguodala dejara el camino abierto para el recordado lanzamiento de Kyrie Irving, faltando 53 segundos, Curry tuvo la chance de anotar su triple número 483 de la temporada, para empatar el marcador.

En cambio, Curry no pudo separarse de Kevin Love, el disparo salió y los Warriors no volvieron a anotar. LeBron sumó desde la línea de libres y Cleveland tuvo por fin su esperado título.

Los efectos secundarios del triple fallado por Curry son infinitos. Si lo anota, el partido está empatado, con los Warriors teniendo la última posesión. Y si ganaban ese encuentro, le hubieran roto el corazón a Cleveland, completando una campaña soñada y agregando una nueva variable en la decisión de Agencia Libre de Kevin Durant.

Tim Duncan - Juego 7 de las Finales 2013

El Heat de la 2012-2013 se encontraba en el tope de sus poderes. Eran el mejor equipo de la liga, liderados por un MVP casi unánime como LeBron James y consiguiendo un récord de 66-16 en la Fase Regular, que incluyó una racha de 27 triunfos consecutivos.

La brutalidad atlética de Miami se veía perfectamente contrastada en el juego bonito de San Antonio. Los Spurs acompañaron a sus veteranos con un Kawhi Leonard transformándose en estrella, para alcanzar sus primeras Finales en seis años.

El triple de Ray Allen al final del Juego 6 es un momento definitorio en la historia de la NBA. Es uno de los tiros más importantes de todos los tiempos y dejó en las sombras al siguiente partido. Pero lo cierto es que el Juego 7 fue una gran batalla, que tuvo a LeBron James con 37 puntos, además de la mejor noche tiradora en la carrera de Shane Battier.

Pero aún así, faltando un minuto, Tim Duncan tuvo la oportunidad de empatar la serie una vez más.

Su fallo no acabó con el juego, pero el golpe de Duncan al suelo se transformó en el contraste al festejo generado por el triple de Allen, un par de noches atrás. LeBron anotó un doble en el otro costado para tomar ventaja de 4 y Miami se encaminó a su segundo título en la era del Big 3.

San Antonio tuvo su revancha al año siguiente, superando al Heat para conseguir su quinto anillo, en un equipo que encontró su redención utilizando como catalizador al dolor del 2013. Si el tiro de Duncan entra, probablemente no jugaran los Playoffs 2014 con la misma mentalidad, cayendo ante el Thunder en las Finales del Oeste (OKC tuvo ventaja de 2-0).

Stephen Curry - Juego 6 de las Finales 2019

Para un jugador que es históricamente grandioso como Curry, curiosamente se encuentra dos veces en nuestro repaso.

Golden State entró a las Finales 2019 en el final de un dominio que duró media década, transformándose en el primer equipo en 52 años en alcanzar la definición en cinco temporadas consecutivas. Toronto estaba en la primera, empujada por uno de los mejores lanzamientos en la historia de los Playoffs (Kawhi vs Sixers) y una remontada de un 0-2 ante Milwaukee en la siguiente fase.

Toronto jugó un básquet impresionante en el inicio de la serie y tomó ventaja de 3-1. El regreso temporal de Durant en el Juego 5 nos recordó lo que Golden State se venía perdiendo, hasta que el alero sufrió la recordada lesión del Aquiles, en una acción devastadora.

El Juego 6 fue una batalla increíble. Los Raptors tuvieron una gran tarea colectiva, con Kyle Lowry, Pascal Siakam, Fred VanVleet y Kawhi Leonard superando los 20 puntos. Pero Golden State se mantenía al frente en el tercer cuarto, hasta que Klay Thompson tuvo su grave lesión de rodilla.

Toronto recuperó la delantera y estaba al frente por 3 puntos, restando 28 segundos. Dos libres de Curry bajaron la brecha a uno, hasta que una poco característica pérdida de Danny Green le dio a Golden State la última posesión. No había duda alguna de quién se haría cargo de ese disparo.

Fue un tiro difícil... pero que Curry ha anotado muchísimas veces. Si hubiera entrado, Toronto hubiera recibido un Juego 7 contra unos Warriors golpeados, pero con Curry, Green e Iguodala listos para dar pelea.

En cambio, el lanzamiento rebotó en el aro y con un par de libres, los Raptors consiguieron su primer trofeo Larry O'Brien.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Stephen Silas
Stephen Silas, nuevo entrenador de los Rockets
Agustín Aboy
Oscar Robertson y Russell Westbrook
¿Quién es el jugador con más triple-dobles en la NBA?
Carlos Herrera Luyando
Rajon Rondo
Cinco posibles destinos para Rajon Rondo
Agustín Aboy
Gersson Rosas
Gersson Rosas y la Jr. NBA Week virtual
Juan Estevez
Robert Parish, campeón con los Bulls
Jugador más viejo en ganar un título NBA
Carlos Herrera Luyando
Steve Nash
Nash: defensa como prioridad y el título de objetivo
Agustín Aboy
Más noticias