Cleveland Cavaliers

El camino de Ricky Rubio hacia ser, ¿el Sexto hombre del año?

Ser suplente en la NBA es algo muy relativo. Los hay que desempeñan un papel casi imperceptible en el transcurso de un partido, más como una figura de relevancia en el vestuario; aquellos que en efecto son suplentes y sus reducidos minutos así lo reflejan; y los que pese a salir desde el banco juegan casi tanto o más que un titular.

MÁS | Cleveland Cavaliers, ¿una explosión sostenible? Cinco motivos que los transforman en una real amenaza para los Playoffs

Es esta última categoría en la que debemos incluir a la versión más reciente de Ricky Rubio, la cual está logrando recuperar su mejor versión en la liga norteamericana y demostrando que puede ser útil en un equipo ganador, no solo en aspirantes a la reconstrucción. Después de una 2020-2021 bastante negativa, el base catalán ha encontrado en el conjunto dirigido por JB Bickerstaff el espacio perfecto para ser él mismo de nuevo y volver a jugar como dejó entrever en Phoenix Suns y Utah Jazz.

Antes de llegar a los Cavs Ricky había comenzado en el 93% de sus partidos como titular, siendo suplente prácticamente nunca, con casos aislados en su primer y último año en Minnesota, a cada cual más dispar. El natural del Masnou se había ganado a pulso algo tan importante en el seno de la NBA como es el rol de titular, una condición que otorga estatus y galones, más tratándose de una posición tan importante como la de base. Pero como le sucedió a Andre Miller en el pasado, Ricky está logrando borrar la barrera entre alguien que inicia el encuentro en el cinco titular y quien parte desde el banco, rindiendo a un nivel excepcional y ocupando una posición notable en los esquemas de Cleveland.

El paso de las temporadas está haciendo de Rubio un jugador sumamente valioso para el desarrollo de sus equipos. Probablemente no sea el atacante más eficiente, ni el base más adecuado para un juego fluido, pero sí el que logra llevar al grupo en la línea correcta a un ritmo constante. Ahora mismo, el catalán está promediando 12,7 puntos con un 36,3% en tiros de campo y 34% en triples además de 6,6 asistencias y 1,3 robos en tan solo 28,4 minutos, números notables que junto al paso adelante de Darius Garland y Jarrett Allen están haciendo de los Cavs una de las sorpresas más amables de esta 2021-2022.

Todo esto hace preguntarse una cuestión legítima, ¿está Ricky Rubio en condiciones de aspirar al premio al mejor Sexto hombre del año? Para responder este interrogante hay que revisar los factores que han hecho posible que otros ganen el galardón en el pasado. Atendiendo a los ganadores desde la 2016-2017, en todos los casos los jugadores sobrepasaron la barrera de los 15 puntos por partido, acompañado de otro rubro destacable en cada uno de ellos: Montrezl Harrell en rebotes, Jordan Clarkson y Eric Gordon en triples y Lou Williams en asistencias.

En lo que llevamos de temporada tan solo Tyler Herro, Kelly Oubre, Jordan Clarkson, Tim Hardaway y Buddy Hield superan esta barrera anotadora saliendo desde el banco con regularidad. De entre todos estos, quizás el mejor posicionado sea el escolta de los Miami Heat, quien viene promediando 19,9 puntos junto con un 40,7% al triple, promedios notables en cualquier contexto, dicho sea de paso. En otras palabras, para estar en disposición de ganar el galardón es preciso tener unos números individuales notables, pero también estar en un conjunto ganador, lo que podría beneficiar en última instancia al base español.

El caso de Rubio para optar al Sexto hombre del año tiene que ver más con su impacto que con los números tradicionales, los cuales no siempre reflejan la realidad. Según la métrica RAPTOR, que mezcla estadísticas individuales, tracking y un algoritmo propio, el español es el 67º clasificado en la NBA con un +1,5, mientras que de entre todos los nombres antes mencionados solo Buddy Hield está en positivo (+0,5). Además, el español acumula 1,5 win shares, el octavo que más entre los suplentes y su VORP (valor en caso de reemplazo) le ubica décimo (0,2).

Lejos de los nombres más prolíficos en lo estadístico, la situación del español sería más parecida a la de Derrick Rose, quien ha asumido desde hace tiempo el rol de suplente, desempeñándolo de una manera fantástica y aportando justo lo necesario para que la segunda unidad sea consistente. Los números del base de los Knicks guardan muchas similitudes con las del catalán con 12,0 puntos, 4,0 asistencias y un 44,5% en tiros de campo, liderando el que es el mejor banco de toda la liga. Dos bases veteranos, con experiencia y que cuando es preciso dan un paso adelante para liderar al grupo del modo que sea necesario.

Lo que debería impulsar la candidatura de Ricky o al menos elevarla al punto de que sea considerada es su rendimiento sostenido. Lejos de los picos que pueda experimentar como ocurrió ante los Knicks y Celtics en noviembre, la clave está en la regularidad y en el desarrollo de los que le rodean desde que llegase al equipo. Garland y Allen eran dos talentos jóvenes todavía por explotar y que en el tiempo que llevaban en la liga, más allá de ciertos flashes, todavía no habían demostrado poder ser capaces de mantener un nivel alto de manera sostenida. De igual modo que sucediese en el pasado, el despegue de estos dos ha coincidido con el desembarco del catalán.

Partidos como el realizado ante Milwaukee Bucks en la victoria por 119 a 90 que supuso la sexta victoria consecutiva de Cleveland en donde Ricky fue uno de los mejores sirven para ilustrar el gran estado de forma que el base atraviesa. Con 15 puntos, 10 asistencias, 5 rebotes y 3 robos con un 50% en tiros de campo, Rubio logró su cuarto encuentro con más de 10 asistencias saliendo desde el banquillo en tan solo 31 duelos en esta temporada.

En ese sentido, el máximo de la historia de la NBA pertenece a John Stockton con 25, un rubro quizá demasiado alto para el catalán pero que de continuar en esta dinámica le permitiría ir escalando puestos hasta concluir en una posición alta en esta tabla. Sin ir más lejos, el español es el suplente que más veces ha logrado terminar con doble dígito en asistencias en esta campaña, superando a Jalen Brunson y Andre Iguodala, que han conseguido uno cada uno hasta el momento.

Más partidos como suplente con +10 asistencias

Puesto Jugador Temporada Total
1 John Stockton 1986-1987 25
2 Andre Miller 2011-2012 12
3 Rory Sparrow 1984-1985 11
4 Muggsy Bogues 1989-90 y 1988-89 10
5 John Lucas 1983-1984 10

El tiempo colocará la candidatura de Ricky Rubio al Sexto hombre del año en el lugar que merece, mientras tanto el base español ocupa un lugar relevante en la que está siendo la mejor racha de victorias de los Cavs (sin contar la era LeBron) desde el 2000 y la primera vez que entran en el Top 3 del Este desde 1998.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Duarte
Indiana y la mayor sorpresa del 2022
Juan Estevez
Chris paul
Phoenix apagó el ascenso de los Mavericks
Juan Estevez
lebron steph
LeBron y Steph, los más votados en el 3er recuento
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y una noche para reencontrarse
Sergio Rabinal
Lonzo Ball (Chicago Bulls) takes on younger brother LaMelo Ball (Charlotte Hornets)
Lo que sabemos de la lesión de Lonzo Ball
Sergio Rabinal
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
Más noticias