NBA

La Clase 2021 del Salón de la Fama, al detalle: los jugadores NBA que hicieron historia

Sin competiciones en activo durante este momento del año, toda la atención del mundo del básquet norteamericano y, en especial el relativo a la NBA, se concentrará en la localidad de Springfield (Massachusetts) durante todo el fin de semana. Allí tendrá lugar en la tarde del sábado 11 la ceremonia de introducción para el Naismith Memorial Basketball Hall of Fame o Salón de la Fama, en su Clase de 2021. Un evento que reunirá a las principales personalidades del deporte a nivel internacional, destacando a un buen número de leyendas, figuras de renombre y gente que en definitiva ha ayudado a hacer de esta disciplina mejor y que ha contribuido en su crecimiento.

Para esta Clase 2021 habrá un amplio número de integrantes con pasado en la NBA que dejaron su huella de un modo u otro, como los técnicos, aquellos a los que se les encarga el liderazgo y la dirección de los equipos y cuyo trabajo no siempre se ve refrendado por los resultados.

MÁS | Los integrantes del Salón de la Fama 2021

Entre los técnicos con pasado en la liga que pasarán a formar parte del Salón de la Fama destaca Cotton Fitzsimmons, que será presentado por Charles Barkley, Jerry Colangelo y Phil Knight, puesto que falleció en 2004. El nativo de Missouri desempeñó buena parte de su carrera como entrenador jefe en Phoenix Suns, siendo el tercero en toda su historia, así como el que los llevó a las Finales de 1993. Con más de 1.600 partidos a sus espaldas, Fitzsimmons es el 16º head coach con más triunfos en toda la historia.

Junto a él se unirá Rick Adelman, un mítico de los bancos NBA que llevó a Portland Trail Blazers y Sacramento Kings a estar cerca de la gloria con equipos de leyenda. Retirado en 2014, Adelman es uno de los 9 entrenadores que han logrado sumar más de 1.000 victorias en la historia de la competición.

Por último un viejo conocido, Bill Russell, quien años después de haber sido incluido en el Hall of Fame como jugador por su inconmensurable trayectoria, finalmente su nombre aparecerá también como técnico. Todo ello gracias a su brillante y célebre paso como entrenador en Boston Celtics, atesorando dos campeonatos en tres temporadas, siendo además el primer head coach afroamericano de la NBA, abriendo el camino a más mentes brillantes que lo seguirían. Tras su retiro en 1969 volvería a los bancos en Seattle Supersonics en 1973, donde permaneció hasta 1977, retornando sin éxito en 1987 a los Sacramento Kings. Russell se unirá a John Wooden, Lenny Wilkens, Bill Sharman y Tom Heinsohn como los únicos en formar parte del Salón de la Fama como jugadores y entrenadores.

No obstante, los principales destacados del evento del sábado 11 serán los jugadores y más concretamente aquellos que formaron parte de la NBA durante tantas temporadas. Le damos un vistazo a los protagonistas y cómo se labraron su camino hasta el Salón de la Fama.

Revolucionarios en su posición

El puesto de ala pivote siempre ha sido uno de los más complejos de dominar y de desempeñar. El hecho de tener que combinar el juego cerca y lejos del aro con rapidez y fuerza hace de esta una posición clave en el éxito de los equipos. Desde la década de los 90 el uso de los ala pivotes comenzó a cambiar, buscándose a jugadores más versátiles y que pudieran abrir el campo en ataque. Es por ello que los integrantes de la Clase 2021 son tan importantes, pues a través de ellos se puede apreciar el proceso de cambio que se fue produciendo, así como los diferentes tipos de figuras que se buscaban.

El primero de ellos supuso una revolución a todos los niveles, comenzando por Europa, pues Toni Kukoc representó un tipo de jugador inédito hasta el momento. Con la estatura típica de un pivote (2,08), pero con el control y la técnica de un exterior, el croata se forjó una reputación de fiero competidor, un anotador imposible de contener y alguien con una creatividad sin límites. Antes siquiera de poner un pie en la NBA ya había conquistado el mundo, siendo MVP del Eurobasket de 1991, del Mundial de 1990 y ganador en tres ocasiones del galardón de la antigua Copa de Europa (1990, 1991 y 1993). En su desembarco a la liga en los Bulls aportaría justo aquello que más necesitaba el equipo de Phil Jackson, como eran puntos y capacidad de crear desde el pase, siendo vital en la consecución de la segunda trilogía.

MÁS | Salón de la Fama 2021: el ingreso de Chris Webber y Rick Adelman, un recuerdo a una era especial en Sacramento Kings

El segundo de ellos llegaría a la NBA a la vez que Kukoc, sin un palmarés tan potente, pero con cierto bagaje a sus espaldas como integrante de los Fab Five de Michigan. Chris Webber fue el enlace perfecto entre el siglo XX y el XXI, un ala pivote anotador y con una variedad de recursos al poste bajo que lo hizo un imprescindible allí donde estuvo en todo momento. El interior tenía todo en su mano para alcanzar el éxito, pues contaba con físico, talento e inteligencia, pero diferentes circunstancias deportivas lo privaron de ello. En Sacramento Kings alcanzaría su punto más alto de carrera, siendo 4 veces All-Star y recibiendo 5 nominaciones a los equipos All-NBA. Los problemas físicos acabaron empañando el final de su trayectoria, colgando las botas en el mismo lugar que empezó, los Warriors, en 2008 y con tan solo 34 años.

MÁS | Salón de la Fama 2021: Chris Bosh y el nacimiento de una estrella en Toronto Raptors

Por último, el mejor representante del perfil que se hizo imprescindible en el comienzo del siglo XXI como fue el cuatro abierto. El rol que Kukoc y Webber delinearon en cierta medida adquirió su definitiva versión en Chris Bosh, quien pese a su falta de galardones individuales o estadísticas dejó un importante profundo en sus 13 años de carrera. La trayectoria del texano se puede dividir perfectamente en dos, primero la fase de explosión individual como líder en los Raptors, creciendo y volviéndose cada vez más determinante; y segundo en Miami Heat, como el escudero perfecto de LeBron James y Dwyane Wade, asumiendo un rol menor como espaciador para impulsar a que el equipo pudiera vencer.

Elegantes anotadores

Esta edición del Hall of Fame será el momento perfecto para rendir homenaje a uno de los grandes olvidados de la historia de la NBA como es Bob Dandridge. El mítico escolta de Milwaukee Bucks logró establecerse como una pieza clave del proyecto de Wisconsin en sus primeros años, siendo un perfecto producto de su tiempo.

Rápido, certero y con una capacidad anotadora más que notable, Dandridge tiene el honor de compartir podio junto a Elvin Hayes y Kareem Abdul-Jabbar como el jugador que más temporadas tuvo en la década de los 70 con más de 1.400 puntos en cada una de ellas, con un total de 8 por 10 de los otros dos mencionados. Tras conseguir el éxito en 1971 con Milwaukee, en 1978 tendría una segunda oportunidad en los Baltimore Bullets, conformando un trío de leyenda con Wes Unseld y el nombrado Hayes, logrando el título en ese curso y quedándose a las puertas de revalidarlo en 1979. Un jugador elegante, capaz de definir en suspensión desde prácticamente cualquier distancia y que finalmente obtendrá su reconocimiento público.

MÁS | Salón de la Fama 2021: Bob Dandridge, el complemento perfecto para las leyendas

Junto a Dandridge estará uno de los nombres más representativos de principios de siglo como fue Paul Pierce. Un alero clásico y uno de los mejores anotadores que ha visto la NBA en época reciente, atesorando más de 26.000 puntos en toda su trayectoria. Con un fantástico juego de pies que lo hizo dominar la media distancia y el poste bajo como pocos en ese momento, el californiano se erigió como la principal referencia de unos Celtics huérfanos de un líder desde la marcha de Larry Bird. Su lealtad al conjunto verde queda patente tan solo echando un vistazo a las 15 temporadas que pasó en Boston, siendo alguien clave en el arribo de Kevin Garnett y Ray Allen en 2007, justo para ganar el campeonato.

MÁS | Salón de la Fama 2021: un recordatorio de la excelencia de Paul Pierce en los escenarios más competitivos

Entre todas las cosas que pueden resaltarse de The Truth es preciso poner énfasis en el rendimiento que era capaz de tener en los momentos clave de los partidos, cuando menos tiempo restaba y más apretado estaba el marcador. De hecho, desde que se registran todos los lanzamientos (1997-1998), Pierce es el cuarto que más tiros ha anotado para empatar o poner a su equipo por delante en los últimos 5 minutos del partido, con un 207 de 564 (36,7%) acumulado, teniendo por delante únicamente a Russell Westbrook, Dirk Nowitzki, Kobe Bryant y LeBron James.

Wallace, un caso único

La entrada de Ben Wallace en el Salón de la Fama lo hace único por varios motivos.

Por un lado se trata del primer y único jugador en época moderna (1985 en adelante) en ser introducido en el Hall of Fame siendo undrafted. Esto tiene especial relevancia puesto que el Draft es la principal fuente de entrada de talento a la NBA, el evento donde se reúnen los jugadores con mayor proyección y que han sido seguidos más de cerca en sus etapas previas. Raro es el caso de aquellos que han logrado alcanzar la élite saliendo en la Segunda Ronda, ni hablemos de no ser siquiera elegido. Por ello, Ben Wallace tendrá un lugar especial en la historia, no solo por su talento para el juego, sino por ser un pionero en ese sentido.

MÁS | Ben Wallace y un camino como ningún otro, de 'undrafted' hacia el estrellato

No obstante, otros como Neil Johnston, Connie Hawkins y Carl Braun también forman parte del Salón de la Fama sin haber pasado por el Draft, pero el hecho de que dos de ellos desempeñasen su carrera en los albores de la liga cuando el Draft no era ni remotamente similar a la actualidad o el caso particular de Hawkins con un juicio mediante, hacen de Big Ben el primer no drafteado.

Por el otro lado, Ben Wallace fue un defensor sinigual, uno de los que mejor se adaptó a las necesidades de la competición a comienzos del siglo XXI. Nombrarlo era sinónimo de tapón, llegando a tener la tercera marca más alta de tapas en una sola temporada desde el 2000 con 278, y superando las 200 en 3 ocasiones. Es por ello que el mítico pivote de los Pistons fue capaz de atesorar cuatro premios al Mejor defensor en cinco años, casi nada.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luis Scola
Luis Scola oficializó su retiro como profesional
Juan Estevez
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
SGA
Gilgeous-Alexander y su habilidad histórica
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
Más noticias