);
Regreso NBA

San Antonio Spurs hizo su trabajo, aplastó a Houston Rockets sin James Harden y llega a la última jornada con opción de Play-in

22 temporadas consecutivas, estableciendo un récord histórico que, de extenderse, sería exclusivo. Así de fuerte es la racha que tiene en su poder San Antonio Spurs a la hora de disputar los Playoffs de la NBA y que, contra todos los pronósticos, sigue con opciones de mantenerse viva en esta 2019-2020. Toda la era Tim Duncan en el medio, más tres años posteriores donde los últimos destellos del Big 3 y la filosofía Gregg Popovich alcanzaron para continuar con el legado y concretar ese 22 que también tuvieron los 76ers (primero en Syracuse) en los comienzos de la liga. Parecía que en Disney, con el foco en desarrollar a los jóvenes, la seguidilla llegaba a su fin. Pero con la explosión de los más chicos, la experiencia de DeMar DeRozan y Rudy Gay y la magia de Pop, los Spurs están con opciones.

Más | Todos los detalles de una jornada clave para el Play-in del Oeste

Este martes, los Spurs hicieron su trabajo. Aprovecharon el contexto de un rival en otra sintonía como fue Houston Rockets, sin su principal estrella (James Harden, descansando) y con una marcha (o dos) menos en cuanto a intensidad, concentración y compromiso, producto de tener el cuarto lugar del Oeste bastante encaminado (récord de 44-26). Los de Pop no dieron chances y concretaron un contundente 123-105 que deja claro su panorama de cara al último partido que les queda en estos seeding games:

  • Quedaron con marca de 32-38 (45,7%) . Al terminar el partido, la 10° mejor del Oeste.
  • Por supuesto que deberán ganar su último partido, el jueves frente a Utah.
  • Los rivales a seguir son Memphis (8° con 33-38, 46,5%), Portland (9° con 33-39, 45,8%) y Phoenix (11° con 32-39, 45,1%) , quienes jugarán este mismo martes frente a Boston, Dallas y Philadelphia, respectivamente.
  • San Antonio necesita ganar su partido ante Utah y esperar una derota de Portland y Phoenix en alguno de los dos partidos que le quedan para acceder al Play-in.
  • O también se meterá si le gana a Utah, Portland o Phoenix pierden uno de sus dos partidos y Memphis cae en los dos que le queda.

Más | Todos los detalles de la carrera a los Playoffs en el Oeste

A continuación, algunas observaciones del partido:

  • Se vio con absoluta claridad que ambos equipos estaban en otra sintonía. Houston, sin la intensidad y comunicación habitual de su defensa, que ante un equipo que controla tan bien los tiempos y circula el balón como San Antonio es un pecado. Los Spurs, con otras urgencias, tuvieron un sinfín de opciones claras para establecer su dominio. Diferencia enorme en porcentajes de campo (49,5% vs. 40,4%), de triples (40,6% con 13 aciertos contra 29,2% con 14 conversiones) y en asistencias (28 vs. 18) fueron algunos de los detalles que marcan la ventaja entre uno y otro.
  • DeMar DeRozan sigue con un nivel notable en Disney, abrazando por completo el rol de principal creador y conductor. Fantástica lectura para saber qué hacer, cómo hacerlo y cuándo concretarlo, y enterrando por completo la narrativa de que no puede ser efectivo alguien que usa por demás la media distancia. Cerró con 23 puntos (9-13 dobles, 5-6 libres), 6 rebotes, 4 asistencias y 2 robos en 28 minutos.
  • Fantástico partido del rookie Keldon Johnson, quien sigue en línea ascendente y dejando sensaciones muy positivas, no sólo por su convicción y determinación para ir hacia el aro, sino porque además está encontrando su lanzamiento exterior (3-5). Terminó con 24 puntos (8-12 campo) y 11 rebotes, ambas mejores marcas de su corta carrera, más tres asistencias en 26 minutos. Notable irrupción en el campus.
  • Otro convincente trabajo de Rudy Gay y Marco Belinelli desde el banco (lo del alero, una constante durante este reinicio): se combinaron para 26 puntos y 6-11 en triples. Clave para acompañar a los más jóvenes.

Así fueron todas las actualización del partido en vivo.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

Iniciales confirmados

Los Spurs, con la recuperación de Derrick White, completarán su formación inicial con Dejounte Murray, Lonnie Walker, DeMar DeRozan y Jakob Poeltl. Los Rockets, por su parte, abrirán con Russell Westbrook, Ben McLemore, Jeff Green, Robert Covington y PJ Tucker.

Los Spurs, en control desde el inicio

No fue el comienzo más llamativo en cuanto a aspectos defensivos. Los dos, a su manera, dispusieron de sus lanzamientos. Los Rockets, con penetraciones (puntualmente de Westbrook, que sumó 4 puntos y 4 asistencias) que abrieron opciones para sus lanzamientos exteriores después de descargas (aunque con 3-10 de acierto). Los Spurs, con un tempo controlado (DeRozan como líder), confiando en su media distancia y alimentando en cuanto pudieron a un Poeltl con ventaja de centímetros cerca del aro (6 unidades).

Fueron los de Pop los que tomaron una ventaja inicial: mucho mayor control ante unos Rockets un tanto descuidados (permitieron 10 puntos tras sus cinco pérdidas), sumado a que la pintura de los de D'Antoni fue zona fértil para el rival (18 puntos en allí). Además, el ingreso de un Keldon Johnson a pura decisión y potencia para encarar hacia el canasto (anotó 8 tantos) resultó clave para un parcial de 15-6 en los últimos 5m30 que estableció el 31-25.

Dominio absoluto de San Antonio

Los Rockets fueron completamente descuidados en el inicio del segundo cuarto y San Antonio no perdonó: parcial de 14-5, aprovechando cuatro pérdidas del rival y 10 puntos combinados entre dos de los veteranos del equipo, Rudy Gay y Marco Belinelli. Así, la ventaja tocó los 15 en un abrir y cerrar de ojos (45-30).

De no haber sido por las seis pérdidas de los Spurs en el cuarto, la distancia hubiera sido mucho mayor y con total razón. Houston fue un descontrol en ataque, no encontró el triple (4-17 en el primer tiempo) y estuvo lejos de mostrar consistencia en defensa. DeRozan y Loonie Walker (10 en el 2°) fueron los pilares para comandar el 66-49 al llegar al entretiempo.

Los Rockets, sin respuestas

Cuando parecía que los Spurs se desconectaban por un instante (un parcial de 7-0 redujo la diferencia a 13), DeMar DeRozan llegó para calmar las aguas. El escolta tuvo el control total del encuentro y volvió a ser importante con su anotación desde media distancia pero también alimentando a compañeros. En realidad, fue un reflejo de un equipo que siempre apeló a un pase extra para encontrar tiros abiertos y dejar sin respuestas a una defensa sin su habitual intensidad y comunicación.

Sólo los intentos individuales (y fuera de contro) de Westbrook fueron los caminos de los Rockets, completamente fuera de sintonía. Del otro lado, todo lo contrario. Es más, hasta los lanazamientos a distancia estuvieron del lado de los de Pop: con un par de triples de Keldon Johnson y otro de Belinelli (4-8 en general en el parcial) la diferencia tocó los 23 en un momento (91-68). Demasiada diferencia en todo sentido entre dos equipos -al menos hoy- por caminos completamente diferentes.

El quiebre, de la mano de Johnson

Vaya pasaje del joven Keldon Johnson en Orlando. Fue el encargado de poner la diferencia definitiva ante los Rockets, c omandando un parcial de 13-0 con ocho puntos (un 2+1 y un triple) que llevó la distancia a 114-87 a poco más de seis minutos del cierre. Si parecía sentenciado antes de este cuarto, la ráfaga del rookie ex Kentucky fue lo que faltaba para borrar cualquier intento de remontada de los Rockets.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

jaylen brown
Brown, líder de unos Celtics reunificados
Sergio Rabinal
Jayson Tatum, Jaylen Brown
Boston descontó ante Miami al ritmo de Brown y Tatum
Leandro Fernández
Frank Vogel y Dwight Howard
¿Howard de titular? Vogel asumió que lo considera
Carlos Herrera Luyando
LeBron James
LeBron, el mejor jugador en transición en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Gordon Hayward
Hayward, cuestionable para el Miami vs. Boston del sábado
Carlos Herrera Luyando
Jimmy Butler
¿Qué esperar del Juego 3 entre Miami y Boston?
Leandro Fernández
Más noticias