Oklahoma City Thunder

Shai Gilgeous-Alexander, recuperado y listo para brillar: "Quiero ser uno de los mejores bases que haya jugado"

Constante evolución. Esa es la mejor manera de describir lo que ha sido hasta el momento la trayectoria de Shai Gilgeous-Alexander, un base eléctrico, moderno y con un potencial descomunal que ha encontrado en Oklahoma City Thunder el lugar idóneo para encauzar todo su talento. Llegado a la NBA de la mano de los LA Clippers, el canadiense rápidamente demostró que era uno de los robos del Draft de 2018 y que su nombre bien podría haber sido seleccionado entre los 3 mejores.

Tan pronto como se adaptó a la competición, este dejó detalles, ganándose un puesto fijo en la rotación del equipo californiano en los Playoffs. Doc Rivers, alguien no muy dado a confiar en los rookies en un momento tan crucial de la temporada, se rindió a la evidencia con respecto a Shai, que llegaría a anotar 25 puntos en el Game 4 ante los Warriors en 2019 en una serie igualadísima.

MÁS | 10 historias a seguir en la pretemporada NBA 2021-2022

Sin embargo, su tiempo en Los Ángeles no duró mucho pues pronto puso rumbo a la llana Oklahoma, donde todo apuntaba a que la reconstrucción sería inminente. Contra todo pronóstico, SGA formó un tándem imbatible en los finales apretados junto a Chris Paul y Dennis Schroder, llegando juntos a sumar un +28,6 de net rating cuando estuvieron en pista.

A la marcha del alemán y de CP3 el Thunder quedó en manos de Gilgeous-Alexander, que lejos de venirse abajo ante la dificultad del reto llevó a un plantel muy limitado a firmar un balance de 19-24, ubicándose undécimos del Oeste y a un paso de los Playoffs. Todo ello, obviamente, de la mano de un asombroso paso adelante del canadiense que consiguió promediar 23,7 puntos, 5,9 asistencias y 4,7 rebotes, lanzando con un 50,8% en tiros de campo, un 41,8% en triples y 80,8% en libres. Es decir, una temporada inmejorable si tenemos en cuenta que SGA apenas tiene 23 años.

El problema a la hora de juzgar su campaña está en que tan solo disputó 35 encuentros por una fascitis plantar en su pie derecho, una dolencia de la que está completamente recuperado a pocos días de iniciar la pretemporada según expresó el base recientemente.

Gilgeous-Alexander es el futuro del Thunder. Sin ningún tipo de duda, el canadiense es el jugador joven más talentoso que ha pasado por la franquicia desde que Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden iniciasen sus carreras en OKC. Y por ello, la franquicia no vaciló a la hora de ofrecerle la renovación por el máximo, que le mantendrá unido a la organización hasta 2027 por un total de 173 millones de dólares. La confianza es mutua y la gerencia está tratando de realizar los movimientos adecuados para aprovechar el potencial de SGA y conformar un plantel que les devuelva a la élite del Oeste.

"Estoy super orgulloso y super feliz por ello", reconoció el jugador acerca de su reciente renovación durante el media day. "Fue un sueño hecho realidad, pero para mí el trabajo no está hecho. Esto es solo un hito [en mi carrera] que ahora puedo tachar de mi lista, pero todavía queda un 90% de ella por completar. No voy a parar".

Con desparpajo, desborde y un abanico de recursos casi infinito, Shai es el ejemplo perfecto del base del futuro. Alguien de brazos largos y que controla a la perfección todo aquello que sucede en la cancha al tiempo que domina en lo que a anotación se refiere. La evolución mostrada durante el último curso en cuanto a tiro en suspensión y capacidad de pase es un síntoma de que este avanza a pasos agigantados y su techo está todavía por descubrir.

"Una de las claves son sus instintos", dijo en marzo de 2021 su entrenador Mark Daigneault. "Si Shai va a seguir proyectándose en el nivel de jugador al que aspira y ciertamente vimos ese potencial, parte de eso en su posición es ser capaz de gestionar el final de los partidos, ser capaz de entender cómo encontrar el contacto".

La parte negativa para Shai es que la plantilla del Thunder para esta 2021-2022 sigue sin ser la mejor para poder luchar por grandes objetivos. Pese a esto, su hándicap puede convertirse en una virtud, asumiendo el papel de underdogs y aspirando a ser la sorpresa del curso como ya sucedió en el pasado. Ahí, Gilgeous-Alexander va a tener mucho que ver, cuyas metas van más allá de lo que pueda realizar en este curso. "Quiero ser uno de los mejores bases que ha jugado. No juego a esto para ser simplemente un buen jugador de baloncesto. Quiero ser uno de los mejores de siempre", declaró SGA en una entrevista reciente en GQ.

Algo que el general manager de OKC, Sam Presti, refrendó durante el media day. "Es una de las estrellas emergentes de la NBA. Su mentalidad y su forma de pensar son muy maduras. Lo que ha conseguido en menos de un año en destacable", aseguró el ejecutivo. "Entiende profundamente el juego. Y esa es algo hermoso para nuestra organización y algo de lo que hablamos bastante. Creo que su mentalidad es la de alguien que realmente entiende cómo competir, y no solo a nivel de la competición, sino también a nivel intelectual".

Si hubiera que destacar un nombre entre los cientos de jugadores a seguir para esta temporada 2021-2022, el de Shai Gilgeous-Alexander estaría subrayado en fosforito, pues el canadiense tiene todo lo necesario para convertirse definitivamente en una estrella de la NBA a sus 23 años.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Leandro Bolmaro
El diario de rookie de Leandro Bolmaro
NBA.com Staff
Gabriel Deck
Acción para Deck en el triunfazo de OKC Thunder
NBA.com Staff
Miles Bridges
Otra noche brillante de Bridges para los Hornets
Agustín Aboy
Lowry
Miami dominó a un Brooklyn nublado
Juan Estevez
Fabian Jaimes
Jaimes, el primer mexicano para Capitanes CDMX
Agustín Aboy
Natalia Meléndez
Natalia Meléndez, voz femenina en el League Pass
Agustín Aboy
Más noticias