NBA

Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y el sentido de pertenencia

Podría decirse que el sentido de pertenencia ya casi no existe en la NBA. Las grandes estrellas cada vez se mueven más mediante la Agencia Libre o sus equipos buscan sacar algo a cambio de ellos en un traspaso cuando saben que están disconformes, anticipándose a esta situación.

Dirk Nowitzki, Kobe Bryant, Tim Duncan y Manu Ginóbili, cuatro símbolos importantes de esto, se retiraron en el último lustro. Y entre otros nombres que definen a la liga en el siglo XXI como LeBron James, Kevin Durant, James Harden, Russell Westbrook hemos visto estos movimientos declarados. Incluso hubo o hay rumores constantes de traspaso sobre jugadores que aún no dejaron su primer hogar, como Damian Lillard, Bradley Beal o Giannis Antetokounmpo.

El mismo Antetokounmpo, MVP de las últimas Finales con Milwaukee Bucks, afirmó en una entrevista de este mes con GQ que no sabe si su próximo desafío será en Milwaukee, que de momento ha elegido seguir en la ciudad que aman, pero que no sabe que sentirá dentro de dos años por más que su contrato recientemente renovado se extienda hasta 2025 (con posibilidad de agregar otra temporada más).

Esto no es pura y exclusivamente una cuestión de dinero: las figuras de la liga están ganando más millones que nunca e incluso varios han dejado dinero sobre la mesa para elegir otras ofertas menos suntuosas en lo económico pero que los convencieron más.

En medio de este contexto hay un equipo que de nuevo se ha puesto de moda en la liga por su éxito (inicio de temporada con 16 triunfos en 18 partidos) y que rompe con toda esta dinámica: sin rumores de salida de sus referentes y con un mismo núcleo que en esta campaña está cumpliendo su décima temporada: Golden State Warriors con Steph Curry, Klay Thompson y Draymond Green.

Los de San Francisco, entonces en Oakland, escogieron a Curry en el Draft de 2009, a Thompson en el de 2011 y a Green en el de 2012 y la estadía de los tres ya superó por mucho la de los cuatro años del primer contrato para cualquier jugador escogido en el Draft. De hecho los tres ya están comprometidos con la franquicia hasta la 2023-2024, si es que Green no ejecuta su opción de jugador para salir antes. En el medio de este proceso ganaron tres campeonatos y también terminaron últimos en el Oeste o no lograron superar el Play-In sin que esos malos resultados afecten en algo.

Más | ¿Deberían los Warriors traspasar por Ben Simmons? Las razones a favor y en contra

Con Bob Myers como gerente general desde 2012 y con Steve Kerr como entrenador principal desde 2014 los Warriors llevan años creyendo en una misma filosofia, coronada con mucho éxito, algo que es el denominador común en cada caso de un jugador NBA que estuvo al menos 10 años en una misma franquicia, y así, desde su primer anillo, no han pensado en tocar este núcleo ni sus protagonistas en irse. De hecho en el medio lo modificaron, con la llegada de un MVP como Kevin Durant primero y con la salida de Andre Iguodala luego, y sintieron el impacto de esos movimientos en el vestuario, hayan ganado o no luego.

Las 21 temporadas jugando para una sola franquicia conforman el récord que ostenta Dirk Nowitzki en Dallas Mavericks, el equipo que en unas semanas y de forma merecida retirará su dorsal 41. Curry, el hombre de los Warriors de mayor antigüedad, está bastante lejos aun: recién va por la campaña número 13 y en marzo cumplirá 34 años con un cuerpo que ha sido castigado por lesiones, como también el de un Thompson de 32 años a partir del próximo mes de febrero y de 900 días sin jugar por diversas lesiones. Green, con 10 temporadas, recién ahora integra el grupo de los 50 jugadores de la liga con mayor longevidad defendiendo a un único equipo.

Lo llamativo está al mezclar los datos del proceso de Golden State con el momento actual de la NBA. Solamente seis jugadores de la NBA actual llevan perteneciendo al menos 10 años al equipo en el que debutaron y tres son de los Warriors: Lillard (10 temporadas seguidas en Portland), Beal (10 en Washington) y Udonis Haslem (19 en Miami Heat aunque no llega a sumar 350 minutos en cancha contando desde la temporada 2016-2017 en adelante) son las excepciones y casi que ninguno de ellos debería estar teniendo al riesgo el récord de Nowitzki tampoco, aunque con la situación de Haslem ( a los 41 años continúa en el plantel pero sin jugar) en Miami ya ni terminaría de sorprender eso.

Los jugadores que más tiempo estuvieron en la NBA sin cambiar de equipo
Jugador Franquicia Temporadas Años
Dirk Nowitzki Dallas Mavericks 21 1998-2019
Kobe Bryant Los Angeles Lakers 20 1996-2016
Tim Duncan San Antonio Spurs 19 1997-2016
John Stockton Utah Jazz 19 1984-2003
Udonis Haslem Miami Heat 19 2003-actualidad
Reggie Miller Indiana Pacers 18 1987-2005
John Havlicek Boston Celtics 16 1962-1978
Manu Ginóbili San Antonio Spurs 16 2002-2018

Mientras tanto, el año que viene se cumplirán 10 años del primer partido que Curry, Thompson y Green disputaron juntos (un 31 de octubre de 2012 con triunfo en Phoenix ante los Suns). Para el décimo aniversario del primer partido que jugaron juntos como titulares habrá que esperar un año más, hasta el 27 de febrero de 2023. Para estos dos aniversarios los Warriors ya se ilusionan con llegar con otro anillo más obtenido, pensando en como se pueden poner como serios candidatos de la 2021-2022 si Klay Thompson regresa en buenas condiciones.

Así Steph, Klay y Draymond (como también Andre Iguodala) igualarían los cuatro anillos del Big 3 de San Antonio Spurs que marcó una era con Duncan, Ginóbili y Tony Parker (quien fue traspasado a Charlotte Hornets para su última temporada) y el trío de Los Angeles Lakers de la década del 80 con Magic Johnson, Kareem-Abdul Jabbar y Michael Cooper (no tan destacado como Big 3 porque Cooper era un defensor de élite pero por ejemplo nunca fue All-Star) sería el único de la era más moderna de la liga por encima de ellos, excluyendo a la dinastía de Boston Celtics de las décadas del 50 y 60 en una NBA totalmente distinta.

Y si el anillo no llega a Golden State a mediados de 2022, seguirán yendo por él juntos. Porque Golden State es su casa y a esta altura ya parece totalmente impensado verlos desarmarse.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

nikola vucevic
La alargada sombra de Vucevic en Orlando
Nacho Losilla
evan Mobley
Mobley vuelve antes de tiempo
Nacho Losilla
Nuggets Bucks
Tres historias a seguir del Nuggets vs. Bucks
Agustín Aboy
klay thompson andrew wiggins
Las "aterradoras" posibilidades de GSW con Klay
Nacho Losilla
Curry Lillard
El rival favorito de Steph Curry
Juan Estevez
chris paul, rose, knicks
Chris Paul y uno de sus lugares fetiche
Sergio Rabinal
Más noticias