Golden State Warriors

La fórmula del éxito de Stephen Curry y Golden State Warriors: mejora con Jordan Poole y defensa desde Draymond Green

Tan solo una derrota cuando nos acercamos al primer mes completo de NBA. Sin duda, los Golden State Warriors son una de las gratas sorpresas de este inicio. Si bien los de Stephen Curry ya presentaban un aspecto más apetitoso tras dos cursos sin Playoffs, las sensaciones y el juego vistoso recuerdan a los mejores tramos de los años de las Finales. Así están firmando su 7-1 de balance , empatados con Utah Jazz en primera posición.

Más | RJ Barrett, estrella silenciosa en los New York Knicks de Julius Randle y Derrick Rose

¿Qué podemos destacar de los Warriors? Lo primero es que están ganando sin el mejor Curry . El base venía de una 2020-2021 histórica en cuanto a rendimiento individual. Sin embargo, en este arranque cae de los 32 puntos de la pasada temporada a 25,8 , su cifra más baja desde la 2016-2017, cuando todavía compartía balones con Kevin Durant y Klay Thompson.

Es más, se trata de la primera temporada para Stephen por debajo del 40% en triples en toda su carrera. Dejando de lado la 2019-2020, en la que apenas jugó 5 partidos por lesión, la estrella de GSW siempre ha estado por encima del 41,1% pese a su enorme volumen . En la 2021-2022 firma 13 intentos por encuentro (cifra tope de carrera) con un 37,5%.

Esto se debe a diferentes razones, como la defensa, el rendimiento de la segunda unidad o el crecimiento de Jordan Poole . Todo se ve reforzado por contar con veteranos útiles como Nemanja Bjelica o Andre Iguodala , rostro conocido. Estas caras refuerzan la identidad clásica de los mejores Warriors de Kerr, pero sirviendo también como punto de apoyo para girar y adaptarse a la evolución continua del baloncesto.

Golden State es capaz de ganar sin el mejor Curry, algo impensable la pasada temporada. Despliegan alineaciones versátiles que cambian en los bloqueos, meten presión en las líneas y provocan fallos en el rival. Cuando recuperan la pelota vuelan. Cruzan la cancha a toda velocidad y disponen de generosos e inteligentes pasadores. Un mix de IQ, movimiento sin balón y excelente tiro exterior .

La defensa de Golden State Warriors, principal argumento con Draymond Green

Solo hay dos equipos que dejen a sus rivales en una media inferior a los 100 puntos por 100 posesiones: Miami Heat, segundo conjunto más eficiente atrás, con 98,6 punto; y los Warriors, mejor defensa del arranque con un registro de 96 de ratio . Y, como de costumbre, esto sería imposible sin Draymond Green como jefe.

Los quintetos de GSW con Green en pista tienen una media de encajar 95,5 puntos por 100 posesiones, situados en el percentil 97 . Es decir, un registro extraordinario, de absoluta élite. ¿Lo sorprendente? Que sin él también están funcionando: cuando Draymond descansa reciben 97 puntos por 100 posesiones (percentil 94). Es decir, caen, pero ni mucho menos de forma pronunciada.

Más | El ascenso de los jugadores secundarios en el gran arranque de Golden State Warriors

Claro que Draymond descansa poco y cuando lo hace es normalmente cuando juegan los suplentes rivales. Aun así, es otro síntoma excelente para los Warriors. Están ganando sin el mejor Curry en ataque y su defensa funciona a nivel élite esté o no su figura de mayor jerarquía .

En este aspecto, jugadores como Iguodala y Bjelica en formaciones de small-ball , Juan Toscano-Anderson , Damion Lee , Andrew Wiggins o Kevon Looney , que ofrece un gran estado de forma, funcionan para desplegar una defensa pegajosa. Son el mejor equipo en porcentaje de captura de rebote defensivo (83,3%) y el 4º que peor porcentaje de acierto permite al contrario (48,1% tiro efectivo).

¿Y en ataque qué hacen? Mover el balón, cortar, maximizar el espacio y clavar triples . Receta básica y sencilla, que atiende a la inteligencia y a los conceptos más básicos del baloncesto. Los Warriors siempre buscaron perfiles de elevada IQ y en la 2021-2022 las diferentes figuras permiten destapar el tarro de las esencias de los propios compañeros. Se retroalimentan en un ataque armonioso donde no hay espacio para el egoismo y donde los roles están perfectamente distribuidos .

Un buen ejemplo de estas fluidas y lógicas circulaciones es Iguodala. El veterano siempre destacó por su visión de juego y capacidad de pase. De hecho, en la aplastante victoria ante los Pelicans por 126-85 Iggy hizo 10 asistencias en 17:24 de juego , convirtiéndose así en el primer Warrior con al menos 10 asistencias en menos de 18 minutos, y también en el primer Warriors con al menos 10 asistencias desde el banquillo desde que lo hiciera... el propio Iguodala en diciembre de 2017.

Y es que los Warriors lideran la NBA en porcentaje de asistencias. Es decir, es el equipo que tiene un porcentaje más elevado (72,4%) de canastas que suceden con asistencia . Es más, solo Phoenix supera el 65% (66,4%) y otros 9 equipos están por encima del 60%. Esta estadística fue siempre dominada por GSW durante los años de las Finales. Y si consultamos el dato de acierto en catch&shoot, los Warriors son 3º por detrás de Hornets y Knicks con un magnífico 40,5% .

Más allá de que Jordan Poole promedie 17,6 puntos o Damion Lee haga 13,1 con un 48,5% en triples desde el banco, hay que analizar los pequeños detalles del equipo. Otto Porter Jr podría aportar todavía más, Green sigue sin ser amenaza anotadora o los jóvenes apenas tienen minutos, pero la realidad es que estos Warriors carburan. Ganan sin el mejor Curry, defienden a nivel élite con o sin Draymond y recuperar antiguas plazas de su dominio . La fórmula del éxito la conocen de sobra, es la que llevan aplicando desde hace casi una década en la mejor liga del mundo.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones

Más en NBA.com

LeBron James, Wilt Chamberlain y Stephen Curry
Las mejores rachas de triunfos en la NBA
NBA.com Staff
Suns
Phoenix rompió su récord: 18 victorias seguidas
Juan Estevez
Gabriel Deck
22 minutos para Deck en la debacle de OKC
NBA.com Staff
Grizzlies Jackson Aldama
Las mayores diferencias de todos los tiempos
Juan Estevez
Aldama Brooks
Memphis-OKC: ¡La mayor diferencia de la historia!
Juan Estevez
DeRozan
El señor de los últimos cuartos
Juan Estevez
Más noticias