);
Golden State Warriors

Stephen Curry y otra noche ratificando un nivel estratosférico

Hay jugadores especiales, jugadores capaces de hacer todo después de pasar por la nada en tan sólo unos instantes, jugadores que desnivelan una balanza por su propia inercia y peso. La magnitud de este tipo de jugadores la marca la historia, el palmarés y el legado, siendo el presente la última herramienta que se utiliza para comprender un fenómeno.

MÁS | El adiós entre LeBron James y Dwyane Wade: uno contra uno final, mensaje en la camiseta y cena

Con Stephen Curry nos pasa algo parecido .

Noche tras noche nos ha deleitado con jugadas estratosféricas, triples imposibles y momentos de trance que confirman la relatividad del tiempo. Pero l o más maravilloso de Curry no reside en sus explosiones , que también lo son, sino en la perfección y la efectividad con la que realiza cada uno de sus encuentros. Como un instrumento que se mantiene de forma constante en una sinfonía sin llegar a decaer en ningún momento , destacando en los espacio de solo pero ocultándose cuando el conglomerado musical comienza a sonar.

En la noche del lunes, Curry ha anotado 38 puntos con un 52% en tiros de campo, un 50% en triples y un 100% en tiros libres. Todo eso capturando 7 rebotes y repartiendo 6 asistencias a lo largo de 38 minutos para la victoria de Golden State ante Minnesota (116-108).

Desde que regresó el sábado 2 de diciembre ante los Pistons, el base de los Warriors ha promediado 31.4 puntos, 5.6 rebotes y 5.1 asistencias, tirando con un 51.0% en tiros de dos y un 50% en tiros de tres. Unos números que se acercan peligrosamente a su famoso MVP por unanimidad de 2016, cuando tuvo una media de 30.1 tantos, 5.4 recobres y 6.7 pases gol, tirando con u n 50.4% de dos y un 45.4% de tres.

Los números siempre son fríos y por sí solos no velan nada en absoluto, pero bien interpretados indican aspectos relevantes. Si tomamos como ejemplo las cartas de tiro de rendimiento y distribución, observamos que sus lanzamientos cuando son desde el lado izquierdo (normalmente la zona más favorable para un diestro), sus porcentajes son casi infalibles a pesar de que apenas hace uso de esas zonas (3.3% desde el codo y 5.7% desde la esquina).

La clave de esta ecuación rendimiento por distribución está en la parte derecha del campo, acumulando más de un 30% entre central, codo y esquina, con un total de 49 triples sobre un total de 91 acertados. Más del 50% de sus triples.

Sus lanzamientos desde más allá de la línea de tres (91 acertados) lo colocan en el primer puesto de la liga empatando con James Harden , aunque La Barba ha jugado 5 partidos más que él, y promedia más de 11 intentos por noche con 4.1 acertados. Steph lo ha hecho en apenas 17 partidos, con un porcentaje del 50% y simplemente anotando una media 5.4 e intentando 10.7.

Para que nos hagamos una idea, de los 6 jugadores en toda la NBA que no son Curry que promedian al menos 8 triples por partido, ninguno supera el 40%. Ni Harden (37%), ni Lillard (36.5%) ni Walker (35.4%). El rendimiento de Curry solo encuentra un patrón en él mismo, en su propia explosión continuada plasmada en 2016.

Su nivel se ha mantenido intacto desde la lesión a principios de noviembre, y su nombre debe estar en toda conversación para el MVP. Un rendimiento que está afectando al equipo, ya que como se vio el lunes, cuando Curry anota más de 7 triples los Warriors no conocen la derrota (5-0).

Solo el tiempo puede marcar el camino hacia el que sería el tercer MVP de Stephen, con el que igualaría a Larry Bird, Magic Johnson y Moses Malone.

Más en NBA.com

#Lowry
Lowry celebra: "Significa mucho para mí".
Benyam Kidane
Marc Gasol
Nueve años después, otro Gasol en las Finales NBA
Matias Baldo
Fred VanVleet
La constante VanVleet
Matias Baldo
Giannis Antetokounmpo
Giannis, entre la tristeza y la ilusión
Matias Baldo
Kawhi Leonard
Kawhi Leonard, el Rey en el Norte
Matias Baldo
Warriors esperan rival en las Finales
¿Cómo ver las Finales NBA 2019 en Argentina?
Staff NBA.com
Más noticias