);
WNBA

Sue Bird, la armadora inoxidable de Seattle Storm que cumple 40 años

Parece que el tiempo fuera en slow motion cuando Sue Bird está manejando la ofensiva de Seattle Storm. La armadora del último campeón de la WNBA practica un juego cerebral de forma increíble: casi siempre encuentra el hueco, prácticamente siempre toma la decisión correcta. Así dominó las últimas Finales de la liga: promedió 7,6 puntos y 11 asistencias por partido contra un Las Vegas Aces que nunca encontró la respuesta para frenar a ella y a la MVP Breanna Stewart.

Donde no se frena el tiempo para Bird es en la vida, por más que como básquetbolista parezca ser alguien de cualidades sobrenaturales: este 16 de octubre la estadounidense cumple 40 años, una edad suficiente para haber retirado a cualquier deportista del nivel más alto de rendimiento o al menos la suficiente para impactar en su nivel de juego. Pero el talento de Bird no tiene fecha de vencimiento y, siempre que su cuerpo la deje, alcanza para que la jugadora de Seattle reafirme todas las consideraciones que pesan sobre ella.

Los problemas en la rodilla izquierda no la dejaron participar de la temporada 2019 y, sin ella ni Stewart, Seattle no pudo defender el título obtenido en 2018. Con Sue y Breanna de regreso, las Storm fueron una tormenta arrasadora para sus rivales en la burbuja de Bradenton: ganaron 24 de los 28 partidos que disputaron, incluyendo un récord de 6-0 en Playoffs.

Aún así, más allá de su edad y de los efectos que los kilómetros recorridos van dejando en el cuerpo, hay algo más increíble de la vigencia de Bird: lleva 18 años siendo una estrella de la WNBA y los rivales todavía no pueden encontrar la forma de frenarla. O de pasarla por arriba. "Tengo 39 años, no estoy físicamente como a los 21. Siento que las jugadoras más jóvenes, cuando juegan contra mí, piensan que fui siempre así, pero hubo una versión más rápida antes. Eso sí, ella no era tan inteligente", le manifestó Bird a The Athletic.

MÁS | Seattle Storm se consagró campeón de la WNBA: venció a Las Vegas Aces por 3-0 en las Finales

El deporte puede ser definido como actividad física, ni hablar en el alto rendimiento, pero la inteligencia es una herramienta fundamental para destacarse en él y a Bird le sobra esa parte.

Todavía no está 100% confirmado que Bird vaya a participar en la próxima temporada, aunque todo indica que sí, que su retiro deberá esperar un año más, al menos por lo declarado por ella hace unos días a Yahoo Sports: "Curiosamente, nunca es decisión de un día. Simplemente comienzo a ejercitarme y veo cómo me siento en ese momento. Ojalá pudiera dar más de mi. Aunque como me siento ahora, si paso por mis vacaciones y continúo trabajando de buena manera, no veo por qué no jugaré el próximo verano". Además, tanto ella como su amiga Diana Taurasi (38 años) ya han manifestado que quieren lograr su quinta medalla dorada consecutiva en los Juegos Olímpicos, que tendrán lugar en Tokio en 2021.

El desafío para seguir es grande: con el último título, Seattle alcanzó a Minnesota Lynx y al extinto Houston Comets como las organizaciones más laureadas de la WNBA, con cuatro campeonatos. En todos ellos estuvo Bird, drafteada por las Storm en el 2002, fundamental en los títulos de 2004, 2010, 2018 y 2020 aunque nunca se haya hecho con un premio de MVP de las Finales o de la Fase Regular.

Los pergaminos de su currículum terminan siendo injustos con ella en ese aspecto, pero tiene algo de mayor valor que los premios individuales: cuatro anillos de campeona de la liga en la que es la máxima asistidora de todos los tiempos, con 2.888 en 519 partidos. Esos cuatro títulos la igualan a leyendas como Cynthia Cooper, Sheryl Swoopes, Tina Thompson, Seimone Augustus o Maya Moore. Una quinta corona la dejaría a Bird en la misma línea de la única persona que puede llenar todos los dedos de una mano con anillos de la WNBA: Rebekkah Brunson, cuatro veces campeona con Minnesota y también anteriormente con Sacramento Monarchs.

Otro efecto de su vigencia es el récord que igualó con esta última consagración: Bird se transformó en la tercera basquetbolista de la historia, hombre o mujer, en ganar títulos de NBA o WNBA en tres décadas distintas. Tim Duncan y John Salley son los otros. En jugadores de posiciones interiores como Brunson, Duncan y Salley, la vigencia es algo un poco más normal. ¿Pero en una base de 1,75 metro? Rompe esquemas, como Bird ha estado acostumbrada a hacer con las defensas desde los años 90, cuando era una adolescente y algunas de sus compañeras actuales como Stewart, Jordin Canada o Ezi Magbegor todavía no habían nacido.

"Es una locura. Creo que podría jugar hasta los 50 años", dijo la MVP Stewart sobre su colega. Esperemos que la predicción de Stewie se cumpla, porque ver jugar a Bird se siente bien.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic, Facundo Campazzo
Jokic, entusiasmado con Facu: "Un gran jugador"
Leandro Fernández
Goran Dragic
Dragic y el título: "Sueño con eso; por eso volví"
Juan Estevez
Mavericks
Previa de los Mavericks rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Brogdon
Brogdon se llevó el Premio Walter Kennedy
NBA.com Staff
Wall Harden
A diferencia de Russ, Wall encaja junto a Harden
Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard y la ambición de un título con los Blazers
Leandro Fernández
Más noticias