);
Portland Trail Blazers

A un año del triple de Damian Lillard a Oklahoma City Thunder: todos los tiros que terminaron una serie de Playoffs sobre la hora

El 23 de abril de 2019 guarda un especial lugar en los libros de historia de la NBA. Un quinto partido salvaje de Damian Lillard que terminó con su famoso tiro ganador, ese que Paul George definió como "un mal lanzamiento".

Más | El peculiar camino universitario de Pippen y Rodman

Todo recuerdo deportivo guarda un lado bonito y otro triste. Una de cal y otra de arena. Lillard llevó a los cielos al aficionado de los Portland Trail Blazers mientras mandaba a Oklahoma City Thunder a casa, mediante esa despedida a una mano con una cara de absoluto poderío. Por otro lado, Russell Westbrook dejaba así su último recuerdo como jugador del Thunder. La afición, hundida y decepcionada.

Y hay más. Son siete en total los tiros que han terminado una serie de Playoffs sobre la bocina.

Más | Lillard y el dominio de la distancia logo

¿El tiro más complicado de la historia de los Playoffs?

Cuando los Toronto Raptors realizaron el traspaso de Kawhi Leonard, nadie esperaba que pudiese terminar así. El Juego 7 de las Semifinales de Conferencia Este dejaron un tiro tan complicado como destructor. Servía de redención para la franquicia canadiense, que tanto había sufrido en años anteriores ante LeBron James. A su vez, valía como justificación de Masai Ujiri para ese traspaso.

Por el otro, Philadelphia lloraba. Las lágrimas de Joel Embiid eran las de todos los aficionados. Jimmy Butler y JJ Redick no volverían a vestir los colores de los 76ers. Ese concepto del "mejor quinteto de la NBA" se disolvería tras una serie en la que se quedaron cortos.

Después del tiro, Leonard respondió al ser preguntado por cómo se sentía, diciendo que "en parte decepcionado por fallar el último tiro libre". Vaya leyenda.

Lillard pone fin al proyecto de Oklahoma

Dame estuvo sensacional en aquella serie, aunque después llegó reventado a sus siguientes cruces y sufrió contra Golden State Warriors en Finales de Conferencia. Pero nadie quita esa sensación de dominio absoluto de Lillard sobre Russell Westbrook y Oklahoma. El Thunder no podía hacer más. La Primera Ronda más decepcionante tras una temporada regular en la que mostraron un juego ofensivo prometedor.

Lillard anotó 50 puntos con un 10 de 18 en triples en el definitivo Juego 5. Promedió 33 tantos, 6 asistencias, 4,4 rebotes y 2,4 robos, con más de un 48% en triples.

Otra vez: ¡Lillard!

La leyenda del base de Portland comenzó antes, en 2014, cuando apenas tenía 23 años y vivía su segunda temporada como profesional. Más allá de la terrible defensa de Houston, Lillard sometió a unos Rockets decepcionantes que tenían en sus filas todavía a Dwight Howard.

Lillard y Michael Jordan son los dos jugadores con más tiros ganadores para cerrar series de Playoffs: dos cada uno. Lillard firmó en esa serie guarismos de 25,5 puntos, 6,7 asistencias, 6,3 rebotes y 1,3 robos, con un 48,9% en triples como escudero de LaMarcus Aldridge.

Stockton mete al Jazz en sus primeras Finales

Sumaban 13 ediciones consecutivas de Playoffs sin alcanzar las Finales. Desde los años de Adrian Dantley, el Jazz había llegado en dos ocasiones a las Finales de Conferencia: en 1992 cayeron ante Portland y en 1996 fueron los Sonics. Pero en 1997 cambiaría su destino.

John Stockton, fiel acompañante de Karl Malone, aprovechó una gran pantalla de su compañero para engañar a la defensa de Houston Rockets, encarar con el drible a Charles Barkley y lanzar un buen tiro. Por fin Utah se clasificaba para las Finales de la NBA: ganaban el Juego 6 sobre la bocina y se desataba la locura.

La historia, sin embargo, no pudo tener final feliz. Los Bulls de Jordan ejercieron de verdugos tanto en 1997 como en 1998.

¿El tiro menos recordado de los Playoffs?

Los Rockets tenían en los 80 una pareja interior formidable en Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson. Uno de los mejores dúos de pivotes de la historia del básquet, aunque no pudieron alargar su unión en el tiempo por el traspaso de Sampson, que tras un inicio salvaje de carrera no pudo alcanzar todo lo que se esperaba de él.

Sin embargo, en 1986 Olajuwon y Sampson llevaron a Houston a las Finales. En el posible capítulo más dramático de los Lakers del Showtime, Sampson anotó un tiro imposible a media vuelta cuando se imponían 3-1 en la serie. El Forum de Inglewood quedaba silenciado, incrédulo.

Más | El éxito de los Bulls de Jordan sin un gran pívot

El equipo de Kareem. Magic, Worthy, Cooper y Byron Scott nada pudo hacer ante aquellos Rockets. Olajuwon fue la fuerza destructora y Sampson el ejecutor de un tiro que, pese a lo importante de su peso en la narrativa y lo complicado de su consecución, quizás no tiene todo el reconocimiento que merece.

Houston alcanzó las segundas Finales de su historia tras caer en 1981 ante los Celtics. En 1986, fueron los verdes de nuevo quienes ganaron. Tuvieron que esperar los texanos al primer triplete de Jordan y su posterior retiro para ganar los títulos de 1994 y 1995.

Michael Jordan, por partida doble

Quién si no. Para terminar, él, Michael Jordan. El nombre más de moda en el básquet mundial por el documental "The Last Dance" acometió dos tiros de los más dolorosos para el rival de la historia de la liga. ¿Por qué? Porque en ambas ocasiones estaba enfrente la misma víctima: los Cleveland Cavaliers.

Por un lado, el famoso tiro de "The Shot" en la Primera Ronda de 1989, uno de los momentos más legendarios de los Playoffs. Anotaba MJ, respondía Larry Nance y el 23 mataba. Un tiro en suspensión con mantenimiento en el aire mientras trataba de esquivar la mano de Craig Helo. Esa celebración tan efusiva se debía a que esos Bulls lo pasaban mal en Playoffs. Todavía no había llegado Phil Jackson con su triángulo ofensivo.

Los Cavs en los 90 eran un equipo de mucha calidad ofensiva. Y Michael era su gran killer. Recordamos la rivalidad con los Knicks de Pat Ewing en el Este, porque fue una rivalidad más igualada. Sin embargo, Cleveland no hizo más que sufrir a costa de Chicago.

En las Semifinales de 1993, cuando Jordan y los Bulls buscaban completar el three-peat, se imponían por 3-0 a los Cavs de Mark Price. Todavía con el miedo en el cuerpo, ese descorazonador recuerdo del tiro de 1989, Michael anotaría un lanzamiento sobre la bocina que terminaría la temporada de Cleveland. Otra vez más. Igual que en el 88, por supuesto en el 89, 92 y, entonces, 93.

Así, Damian Lillard y Michael Jordan son los únicos jugadores que tienen más de un tiro ganador para cerrar una serie. Cinco son los jugadores que han firmado estos lanzamientos, con 4 de 7 para Dame y Mike.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Caruso
Caruso, la historia de la sorpresa de la 2019-20
Juan Estevez
jokic, davis, adebayo
El renacimiento del pivote en la NBA
Sergio Rabinal
Heat, Celtics Game 4
La indignación sobre el caso de Breonna Taylor
Sergio Rabinal
stevens
Stevens: "No debemos ganar tres partidos sino uno"
Sergio Rabinal
miami heat
Miami, a tiro de las Finales: "Jugamos para ganar"
Sergio Rabinal
Andrés Nocioni
Andrés Nocioni, analista en la previa de las Finales
NBA.com Staff
Más noticias