);
Philadelphia 76ers

El paso adelante de Tobias Harris tras la plaga de lesiones de Philadelphia 76ers, a prueba contra Detroit Pistons

La temporada NBA puede hacerse muy larga, extenuante y cuesta arriba, más si las expectativas no se cumplen. La frustración se apodera del vestuario y las emociones pueden jugar una mala pasada. Sin embargo, todo puede cambiar de un momento a otro, incluso si los resultados (la medida de todas las cosas en esta liga) no son los esperados. Philadelphia 76ers cerró su gira por California con un balance sumamente negativo, pues la única victoria ante Sacramento Kings no fue suficiente para contrarrestar las derrotas ante Lakers, Clippers y Warriors, esta última la más dolorosa. A pesar de todo ello, la lectura subjetiva del viaje sí que ofrece un espacio para el optimismo, pues la ausencia de tres jugadores clave como Ben Simmons, Joel Embiid y Josh Richardson ha permitido a Brett Brown experimentar y probar diferentes métodos para revitalizar el espíritu del equipo.

MÁS | Porzingis, el unicornio con la llave de Dallas

Un juego ofensivo más rápido, diversidad en las formas y propuestas para anotar, defensas mixtas y cambiantes... Todo ello ha permitido ver algo que, hasta el momento, apenas había quedado nítidamente trazado y es que Tobias Harris irrumpió como el principal creador de juego y líder sobre el parqué del equipo de Philadelphia. Al ala pivote se lo ha visto en este lapso de cuatro partidos como una versión mucho más cercana del jugador que maravilló en Clippers con su iniciativa sobre drible y efectividad exterior, una noticia excelente dado el momento tan crítico que viven los Sixers.

Ahogados por el calendario y una necesidad imperiosa de alcanzar los puestos que otorgan el factor cancha en los Playoffs, Harris ha mejorado considerablemente su rendimiento y ha tomado el mando del equipo desde que Embiid cayera lesionado el pasado 26 de febrero. De ese modo, el jugador de 27 años ha estado promediando 25,8 puntos, 7,2 rebotes y 4,0 asistencias, con unos porcentajes muy positivos de cara al aro: 43% desde el triple y un 51% en tiros de campo.

"Creo que hoy hice un buen trabajo simplemente saliendo y jugando libre, jugando con esa energía, ese flow y alimentando mi confianza", dijo Harris después de la victoria ante los Kings. Una sensación de liberación de espacios de la mano de la irrupción de Shake Milton, que ha hecho de los 76ers un equipo nuevamente alegre y vistoso como pretendía ser hace dos temporadas. "Tuve ese sentimiento desde el comienzo del partido y lo mantuve durante todo el encuentro", agregó.

La realidad para Philadelphia es que el equipo ha sido infinitamente mejor con Tobias en cancha que tras lo visto meses atrás en la competición. Los Sixers han pasado de tener uno de los promedios de lanzamiento exterior más bajos de la liga, con un 36%, a aumentarlo considerablemente a un 44%. A esto se une que de las cuatro alineaciones más usadas por Brett Brown en este lapso, en tres de ellas la influencia de Harris ha hecho que el equipo alcance un 50% de acierto desde el triple de promedio, una mejoría más que necesaria dado el contexto de Philly y que sienta un precedente para la recta final de la fase regular.

MÁS | NBA Playoffs 2020: ¿Quiénes son los equipos clasificados y cuáles son los focos de pelea en el cierre de la fase regular?

Un ajuste que no ha sido fácil en absoluto para Brown y para el propio Harris, pues la lesión de Ben Simmons privó al tirador de su principal generador en cancha, ya que el australiano había posibilitado que Tobias anotase 114 de sus 284 tiros de campo asistidos en la presente temporada. Así, el jugador de los Sixers decidió cambiar completamente su perfil y su forma de afrontar el juego, tomando más responsabilidades con balón y asumiendo un rol de generador a través de divisiones para asistir a sus compañeros o arremeter contra el aro.

De hecho, nuestro protagonista se ha convertido en el tercer máximo pasador de los 76ers en este lapso, solo por detrás de Al Horford y Shake Milton, consiguiendo conectar una media de 49 pases por noche cuando antes del All-Star su media no superaba los 38. Un aumento significativo que viene de la mano de su gravedad ofensiva debido a las ausencias, y que ha hecho aflorar su faceta más creativa. Un buen síntoma de que hay esperanza incluso en los malos momentos y que servirá como punto de partida de cara a los 18 partidos que restan de temporada para los de Brett Brown.

Y, ¿qué pasa con Joel Embiid?

El jugador camerunés ha estado de baja desde que el 26 de febrero tuviera que abandonar el encuentro ante Cleveland Cavaliers con un esguince en su hombro izquierdo, un infortunio más para el gigante de los 76ers, que se unía así a la pérdida de Ben Simmons días atrás con una potencial lesión de larga duración en su baja espalda. Desde aquel duelo en Ohio, Embiid ha faltado a los últimos cinco encuentros del equipo, que se han saldado con un balance de 2 victorias y 3 derrotas que han dejado al equipo en sexta posición de la Conferencia Este, y cada vez más lejos de los primeros puestos.

De cara al encuentro frente a Detroit Pistons (17 CDMX, 20 Argentina) que se celebrará en Philadelphia, Brett Brown podrá contar con Josh Richardson tras abandonar el protocolo de conmociones cerebrales, mientras que la situación de The Process sigue siendo una incógnita. En el último informe de lesionados facilitado por la franquicia a la NBA se incluye al jugador como "cuestionable", por lo que su presencia no está garantizada en un partido vital para evitar descolgarse de la parte alta de la clasificación.

Las noticias al respecto de su recuperaicón han sido limitadas, pero verlo en la última práctica abierta a medios lanzando al aro invita a pensar que Joel Embiid podría estar disponible ante el conjunto de Dwane Casey.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Sigue la NBA en directo por NBA League Pass, haz click aquí

Más en NBA.com

Luka Doncic
Los Mavs y otra decepción en el cierre: perdieron con Phoenix
Agustín Aboy
Jonathan Isaac
Jonathan Isaac se lesiona de gravedad
Sergio Rabinal
Jeff Green Houston Rockets
Houston le ganó a los Bucks a puros triples
Agustín Aboy
Nikola Vucevic
Orlando demolió a Sacramento: 132-116
Agustín Aboy
lillard-tatum
5 observaciones del triunfo de Boston sobre Portland
Nacho Losilla
DeRozan
San Antonio venció a Memphis y quedó noveno
Juan Estevez
Más noticias