);
San Antonio Spurs

Tony Parker y Gregg Popovich, una relación especial

Fuera de la cancha es uno de los personajes de la NBA más comprometidos socialmente y con un sentido del humor muy particular pero al que le da rienda suelta bastante seguido, pero como entrenador Gregg Popovich es un tipo rudo, de la vieja escuela, con un estilo más parecido al de los entrenadores de Europa del Este o del básquetbol universitario de Estados Unidos que al de sus colegas de la NBA. Sino pregúntenle a Manu Ginóbili por todos los gritos que recibió de parte de "Pop" cuando era joven, o al actual jugador de San Antonio Lonnie Walker IV, a quién el otro día Popovich lo calificó ante la prensa de "no competitivo y de performance horrible" tras un mal juego frente a Los Angeles Clippers.

MÁS | Amor a segunda vista: Tony Parker y el relato de su primera prueba con Gregg Popovich y San Antonio

Pero a pesar de que no se salvó de esos retos, desde muy chico Tony Parker pareció ser especial para Popovich. Decidió darle una segunda oportunidad en las pruebas previas al Draft del 2001 tras un flojo primer entrenamiento del francés, decidió darle la titularidad siendo un rookie de apenas 19 años elegido con el pick 28, no pensaba en descartarlo cuando tuvo la posibilidad (luego fallida) de contratar a Jason Kidd en 2003 y mil y una imágenes de abrazos cuasi paternales se pueden encontrar en internet. Incluso hasta uno de los divertidos comerciales que los Spurs protagonizan para la cadena de supermercados HEB bromeó con eso.

"Tony es un chico especial, siempre me sentí como su segundo padre, siempre lo tengo presente en mis pensamientos, es un amigo para toda la vida" dijo Popovich hace varios meses, cuando Parker enfrentó a los Spurs con la camiseta de Charlotte Hornets en una noche que se sintió muy rara.

MÁS | Zidane, Mbappé, Henry y otras estrellas del deporte francés brindaron homenaje a Parker

Esta noche, en la que San Antonio Spurs y toda la ciudad texana (el alcalde declaró el Día de Tony Parker) celebran la carrera de TP9, Parker y Popovich se encontrarán una vez más sobre el parquet del AT&T Center y seguramente habrá tiempo para más retos, risas y abrazos.

La excepción a la regla

Así como es alguien muy adepto a utilizar jugadores internacionales, Popovich no lo es con los novatos: incluso a Ginóbili, que terminó siendo muy importante en el título de 2003 (28,7 minutos por partido en las Finales), le llevó unos meses ganarse un lugar como rookie. En esta temporada los rookies Luka Samanic y Keldon Johnson, dos elecciones de primera ronda del Draft, pasan casi todo su tiempo en los Austin Spurs de la G-League y todavía no debutaron en la NBA. Pero Tony Parker fue excepción a la regla.

Gregg Popovich dirige a San Antonio Spurs desde la temporada 1996-1997 y sólo hubo dos novatos a los que utilizó como titulares en la mayoría de los partidos: uno fue Tim Duncan, que era el pick 1 del Draft, tenía 21 años y ya era dueño de un talento descomunal (formó parte del quinteto ideal de la NBA en su primera temporada) y el otro fue Tony Parker, que llegaba en un contexto completamente distinto: 19 años, francés (en una época en la que todavía el juego no estaba tan abierto al plano internacional), base (con lo importante que es la comunicación y la experiencia en ese puesto) y casi desconocido (pick 28 del Draft y con sólo dos temporadas de experiencia en el básquetbol francés).

Ni siquiera Manu Ginóbili o Tiago Splitter, que llegaban con el cartel de ser estrellas del básquetbol europeo y con mucha más experiencia lograron eso, que tampoco pudo hacer por ejemplo Kawhi Leonard.

Como novato Parker fue titular en 72 de los 77 partidos que disputó de la temporada regular, promediando 9,2 puntos, 4,3 asistencias y 1,2 robos por partido en 29,4 minutos. San Antonio ganó 58 partidos y clasificó a la postemporada, en la que llegó hasta la segunda ronda (cayó contra los Lakers de Kobe y Shaq, que iban camino a su tercer título en fila). En esos Playoffs los números de TP9 tuvieron un salto considerable: 15,5 tantos, 4 asistencias y 2,9 rebotes.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Melo
Buen juego de Melo y goleada de Portland a NY
Juan Estevez
Adebayo
Adebayo guió al Heat con un triple-doble récord
Juan Estevez
Embiid
Philadelphia, imbatible en casa: cayó Denver
Juan Estevez
Davis Bertans
Bertans: 'descarte' de SAS a paso historico en triples
Leandro Fernández
Vince Carter
Vince Carter llegó a los 1500 partidos
Agustín Aboy
Dort
Los proyectos bajo el radar de OKC
Juan Estevez
Más noticias