);
Playoffs 2020

El corazón del campeón y cómo Toronto Raptors forzó el Juego 7: "Todo lo que se puede pedir es una oportunidad"

Siempre se dice que no hay que subestimar el corazón de un campeón, pero en esta ocasión los Toronto Raptors no tiraron de víscera sino de constancia, pues a base de trabajo y resistencia a tirar la toalla firmaron la que es la victoria que les permite seguir en la lucha. Dos prórrogas, 58 minutos de juego y más de 3 horas de tiempo transcurrido, ese es el mejor resumen para un partido imposible de condensar en una frase, donde los de Nick Nurse se aferraron una y otra vez a la negativa de perder para conseguir finalmente su objetivo venciendo 125 a 122 a Boston Celtics para llevar al límite la definición de estas Semifinales del Este.

En un duelo de ajustes, los Raptors propusieron una modificación a su aproximación al juego que resultó letal para los verdes. Siguiendo el ejemplo de otros antes que ellos, Nick Nurse apostó por una alineación sin interiores puros de cara a la prórroga, algo que mantuvo en ambos tiempos extra y que se confirmó como fundamental. De este modo, con OG Anunoby y Pascal Siakam como principales referencias de altura, los canadienses consiguieron la ventaja suficiente para certificar el triunfo y de paso forzar un séptimo partido.

MÁS | Marc Gasol y el tiro que cambió el partido para Toronto Raptors: "Fue un gran impulso"

La figura del partido terminaría siendo el capitán general de Toronto, Kyle Lowry, que se fue hasta los 53 minutos de juego para terminar con 33 puntos (60% en tiros de campo), 8 rebotes y 6 asistencias en otra demostración de mesura, control y dirección que llevó a los suyos a salvar la eliminación. "Bueno, eso es lo que hacen los grandes jugadores", dijo Nurse después del partido. "Eso es lo que hacen los jugadores duros y él lo es. Es un grande. Es divertido de ver. Es el competidor definitivo. No le teme al momento. Jugó muy bien".

De las manos de Lowry vinieron los puntos, incluyendo un estratosférico triple punteado por Jayson Tatum en el cuarto cuarto o un fadeaway complicadísimo a pocos segundos del final, pero también la creación de juego con dos asistencias decisivas en la segunda prórroga cuyo destino (Siakam y Anunoby) permitieron a los Raptors romper la igualdad en el marcador.

"Kyle ha tenido un gran éxito durante todo el año y en mis cinco años aquí, haciendo grandes jugadas, entregando su cuerpo por el equipo, forzando faltas y lo necesitamos", dijo Norman Powell sobre su compañero. "Él es nuestro líder. Vamos donde él va. Hizo un gran trabajo en tiempos cruciales manteniéndonos tranquilos y metiéndonos en nuestros sets, haciendo grandes jugadas, pases, tiros. Eso es lo que hace K-Low y necesitamos que continúe haciéndolo".

Un Powell que firmó el partido de su vida justo en el momento adecuado, pues de las manos del californiano vinieron 10 de los 19 puntos de los canadienses en el segundo tiempo extra para un total de 15 en las prórrogas. Un Powell tocado por una varita mágica que sorprendió a la defensa de Boston, que no tuvo alternativa a su 3 de 4 en tiros de campo y su determinación para forzar faltas y acudir a la línea (7 de 7). Todo ello para finalizar con 23 tantos en 6 de 11 tiros de campo.

MÁS | Toronto Raptors se llevó un partido memorable en doble suplementario y forzó el séptimo ante Boston Celtics

"Nos salvó, salvó nuestra temporada", dijo Fred VanVleet. "Nunca sabes cuándo va a pasar, pero siempre ocurre algo así a lo largo de los Playoffs".

"Los Playoffs siempre se tratan de los jugadores de rol, los otros chicos, los muchachos que no son necesariamente los mejores", dijo Lowry. "Se trata de aquellos que pueden darnos algo. Y el entrenador creyó en Norm, y este fue grande esta noche: triples clave, un 2+1, tiros libres, una buena defensa en la recta final... Pero eso es solo básquet de Playoffs. Los demás tienen que dar un paso al frente", resumía el capitán del equipo.

Con el partido en el alambre, la experiencia de los Raptors volvió a jugar en contra de los Celtics, que naufragó en la orilla después de llegar a disfrutar de una renta de 12 puntos que no terminaron de rematar y que en el tercer cuarto se esfumó gracias a la compenetración de los vigentes campeones. Ahora, seis partidos después, la serie está completamente en el aire y donde todo puede suceder en el que será el segundo Juego 7 de la era Nurse.

"Hemos tenido una gran serie, vamos a un séptimo partido, veremos qué ocurre", dijo el entrenador.

"Todo el mundo llegó esperando una serie larga. Nos olvidamos de eso en los dos primeros partidos, pero al final conseguimos recuperar nuestra posición para tener una nueva oportunidad", aseguró VanVleet. "Nos queda un séptimo partido para llegar a las Finales de Conferencia, todo lo que se puede pedir es una oportunidad", añadió.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Smart
El efecto Smart: Boston y su defensa ante Dragic
Juan Estevez
miami heat
Miami y un 3-0 desaprovechado: "No jugamos lo suficientemente duro"
Sergio Rabinal
hayward
El importante regreso de Hayward: "Nos hace mejores"
Sergio Rabinal
jaylen brown
Brown, líder de unos Celtics reunificados
Sergio Rabinal
Jayson Tatum, Jaylen Brown
Boston descontó ante Miami al ritmo de Brown y Tatum
Leandro Fernández
Frank Vogel y Dwight Howard
¿Howard de titular? Vogel asumió que lo considera
Carlos Herrera Luyando
Más noticias