NBA

Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets y Milwaukee Bucks: la gran lucha por la cima del Este

Aunque ya se disputó prácticamente un 60% de la Fase Regular 2020-2021, la pelea por el primer lugar de la Conferencia Este está realmente muy cerrada. A diferencia del año pasado, en el que Milwaukee Bucks tuvo un dominio amplio, esta vez Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets y los propios Bucks están muy cerca entre sí en la tabla de posiciones y con una ventaja amplia sobre el resto en partidos ganados y también en rendimiento.

Philadelphia lidera, como desde fines de enero, con 31 victorias y 13 derrotas. Milwaukee lo escolta con récord de 29-14 y los Nets se ubican terceros con 30-15. Ya no parece que el cuarto, Charlotte Hornets (22-21) pueda acercarse, como tampoco el resto de equipos de 50% de victorias o menos. La diferencia es bastante amplia y solamente una catástrofe por triplicado modificaría todo.

A su vez son los tres equipos que cuentan con mejor personal, por lejos. Joel Embiid, James Harden y Giannis Antetokounmpo tienen números de MVP y no son las únicas figuras: Ben Simmons y Tobias Harris tienen nivel de All-Star en los Sixers, Brooklyn está cargado de cracks con Kevin Durant y Kyrie Irving, y Milwaukee cuenta con Jrue Holiday en el perímetro.

¿Pero más allá de los nombres, qué hace tan fuerte a cada uno? ¿Que deberán reforzar en el tramo final de la temporada? ¿Cómo es su calendario restante? Analizamos el caso de cada uno de estos tres contendientes.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. 7 días de prueba sin cargo. Partidos en vivo y on demand. La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Philadelphia 76ers

Desde la temporada 2000-2001 que los Sixers no finalizan al tope de la Conferencia Este: esa fue la última vez que llegaron a las Finales y a su vez la última vez que contaron con el MVP de la NBA. Joel Embiid parecía encaminado a repetir aquel logro de Allen Iverson de hace 20 años, pero una lesión en una rodilla se cruzó en su camino y lo dejó un poco tapado en la discusión a pesar de sus números espectaculares de 29,9 puntos, 11,5 rebotes, 3,3 asistencias, 1,2 robos y 1,4 tapones por encuentro.

Con lo que no pudo esa lesión, al menos por ahora, fue con la marcha del equipo del camerunés. Los Sixers demostraron que no dependen solamente de JoJo: ganaron cinco de sus seis partidos sin él hasta el miércoles 24 de marzo y viven la explosión ofensiva de Tobias Harris, con un promedio de 24,3 puntos, 8,7 rebotes y 4,7 asistencias por encuentro además de ser el líder del equipo en varios finales cerrados. Ben Simmons sigue siendo de élite en defensa, Seth Curry, Danny Green y Furkan Korkmaz les dan tiro exterior, Shake Milton es útil como sexto hombre y piezas como Matisse Thybulle, Dwight Howard o Tony Bradley han sabido complementar cuando fue necesario.

Con todo eso, los Sixers ganaron 12 de sus últimos 15 partidos y son dueños de la segunda mejor defensa de la liga según el ratio defensivo: permiten 107,5 puntos cada 100 posesiones, unos 6,5 menos que los Nets por ejemplo. El hecho de que sigan siendo sólidos sin Embiid demuestra que no son una estructura apoyada solamente en una pata y su calendario restante es bastante equilibrado: 15 partidos son ante rivales que hoy tienen un porcentaje de victorias de 50% o mayor y 13 ante equipos más débiles.

La mayoría de esos partidos más "accesibles" se juntan al final: de los nueve partidos que tienen en mayo, solamente dos rivales (San Antonio Spurs y Miami Heat) tienen hoy por hoy un buen récord.

¿Qué deben mejorar mientras tanto? Podrían ser un poco más sólidos desde el triple (son el tercer equipo que menos lanzamientos intenta y anota) y tener un mejor cuidado del balón y de organización ofensiva: no sorprende ver que de sus derrotas en tiempo regular, solamente cuatro fueron anotando más de 105 puntos. Estas suelen llegar cuando los 76ers quedan frustrados en ataque, por lo que tiene lógica que el se haya hablado sobre la llegada de Kyle Lowry al equipo.

MÁS | Julius Randle y una temporada a puro récord y para la historia de New York Knicks

Milwaukee Bucks

Los Bucks parecen ser los últimos invitados en llegar a este baile: su récord de 16-13 a mediados de febrero no hacía parecer que estén con el rendimiento suficiente para subirse a la cima del Este, aunque desde inicios de enero que no salen de los tres primeros puestos. Desde entonces ganaron 13 de los 14 partidos que disputaron, cayendo solamente con Denver Nuggets en la previa del All-Star Game.

Volvió el Milwaukee dominante, el que anota 125 puntos con facilidad, que tiene capacidad para someter defensivamente a sus rivales, y que cuenta con un Giannis Antetokounmpo indetenible en Fase Regular hace ya varios años. El griego promedia 29,5 puntos, 12 rebotes, 7,6 asistencias, 1,1 robos y 1,2 tapones en los últimos 15 partidos, números dignos de un MVP.

¿La compañía alrededor de Giannis? Middleton mantiene su nivel de All-Star y el resto del nuevo núcleo del equipo finalmente ha logrado afirmarse, con Jrue Holiday como tercera pieza y Brook Lopez, Bryn Forbes, Bobby Portis, Donte DiVincenzo y Pat Connaughton complementando desde distintos roles. Además se incorporó PJ Tucker, que genera la ilusión de terminar de hacer de la de Milwaukee la defensa top que fue el año pasado: en este curso los Bucks están siendo más sólidos en el costado ofensivo, con un promedio de 120 puntos por partido, registro líder de la NBA.

Se destacan a primer nivel en algunos rubros: son dominantes en el rebote defensivo, tomando un 80,5% de los disponibles en cada partido. También súper efectivos a la hora de lanzar al aro: se ubican segundos en EFG% y son cuartos en porcentaje de triples y cantidad de triples anotados, creciendo del 35,5% de la 2019-2020 al 39,1% de este curso.

Podrían necesitar terminar de mejorar su defensa, tanto en el perímetro como en la zona interior, pero lo que desean es que sea Tucker el hombre que termine de reforzarlos allí y habrá que esperar para ver los resultados.

A poca distancia de los líderes, lo que puede complicarlos un poco más es un calendario un poco más difícil que el de 76ers y Nets. De los 29 partidos que les faltan jugar, 17 son ante rivales con un porcentaje de victorias de 50% o mayor. Tienen una gira de casi dos semanas por la Conferencia Oeste con visitas a los cuatro equipos de California y también a Dallas y a Portland, mientras que en casa recibirán dos veces a Brooklyn y Philadelphia. En esos cuatro juegos en el Fiserv Forum se definirá gran parte de la suerte de los Bucks en su intento de terminar como líderes del Este por tercer año seguido, algo que no han podido capitalizar en las últimas dos postemporadas.

Brooklyn Nets

Los Nets se armaron para dominar la NBA, más que nada desde la llegada de James Harden. Para ellos no hay otra opción de éxito que no sea ganar y el plan por el momento les marcha bastante bien: tienen un récord de 30-15 en la temporada y un registro de 23-9 desde el debut de Harden a mediados de enero que hizo que, de llegar a estar novenos en los inicios de este curso, varias semanas después hayan alcanzado a igualar a Philadelphia en la cima del Este durante dos días. Ahora acechan a los Sixers a 1,5 partidos de distancia desde hace más de un mes, pero su espectacular récord de 14-3 en el período de ausencia de Kevin Durant no alcanzó para ser primeros debido a la regularidad de Philadelphia.

Así como la fortaleza y solidez de los Sixers es defensiva, la de Brooklyn reposa en su ataque. Hasta antes de la derrota sufrida en Utah sin sus tres estrellas eran el equipo más anotador de la NBA con 120,1 puntos de promedio, una cifra que desde los Denver Nuggets de la temporada 1983-1984 no es alcanzada por alguna franquicia de la liga.

Con Harden, Durant e Irving, tres talentos generacionales con el balón en sus manos, esto parece casi obvio, pero aún así habían dudas de como podrían funcionar juntos. No llegaron a demostrarlo tanto por distintas ausencias de alguno de los tres, más que nada de Durant, pero hasta ahora no han habido problemas con roles bien definidos (Harden es claramente el base del equipo) y con un buen manejo de los minutos por parte del entrenador Steve Nash, que los rota para tener siempre en cancha a alguno de ellos.

Las tres estrellas del equipo están por encima de los 25 puntos y 5 asistencias por encuentro, con un 52,4% en tiros de campo para Durant y un 52% para Irving. Harden, menos efectivo (46,8%), está siendo el líder de la liga en asistencias por encuentro además de ser el jugador más efectivo de toda la NBA en el pick and roll entre los que ejecutan esta acción frecuentemente.

Joe Harris, con un espectacular 48,7% en triples, es una pieza fundamental para el equipo mientras que Landry Shamet también es valioso en ese aspecto y Bruce Brown y Jeff Green funcionan completando distintos quintetos por su versatilidad. En la pintura es donde no terminan de ser confiables a pesar de contar con DeAndre Jordan, pero Nicolas Claxton ha sido una grata revelación en las últimas semanas (11,2 puntos y 5,2 rebotes de promedio en marzo) y Blake Griffin llegó como adición de último momento al equipo.

Defensivamente los Nets nunca fueron sólidos ni parece que vayan a terminar de serlo en Fase Regular, pero acostumbrados a llegar a un piso de al menos 110 puntos en cada noche, no termina siendo un problema que los afecte, mientras que en Playoffs su historia debería ser distinta con más minutos de las estrellas en cancha.

A Brooklyn le quedan jugar 27 partidos: 13 ante equipos de 50% o más victorias y 14 ante el resto, también balanceado entre partidos como local y visitante. Su oportunidad de superar a los 76ers parece estar ahora: hasta el 10 de abril, cuando enfrentarán a los Lakers, los Nets no se medirán con algun equipo ubicado entre los cuatro mejores del Este o el Oeste. Su cierre de la Fase Regular será complicado, con una gira de cinco partidos visitando a Milwaukee (en dos encuentros), Dallas, Denver y Chicago.

Como Philadelphia, llevan casi 20 años sin alcanzar el primer lugar del Este: la temporada 2001-2002 fue la última en la que finalizaron allí, cuando jugaban en New Jersey con Jason Kidd como líder. Llegaron a las Finales de ese año pero las perdieron, lo mismo que les sucedió al curso siguiente.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Flag
El único estado que jamás tuvo un jugador NBA
Juan Estevez
Melton
¿Quiénes brillan en el trabajo sucio en la NBA?
Juan Estevez
Russell Westbrook, Damian Lillard, DeMar DeRozan
Los mejores anotadores clutch en los últimos 5 años
Leandro Fernández
Bolmaro
Tres claves para la temporada de Bolmaro
Juan Estevez
Luca Vildoza
Vildoza, complicado rumbo a la pretemporada en NY
Leandro Fernández
Lisa Byington
Lisa Byington, nueva narradora de los Bucks
Sergio Rabinal
Más noticias