Utah Jazz

Rudy Gobert y la defensa de Utah Jazz: en caída libre sin el francés en cancha

Siempre existe el debate sobre el impacto de Rudy Gobert. Es cierto que se trata del All-Star reciente con mayores limitaciones ofensivas. No es una estrella a la que entregar la pelota en finales ajustados para resolver. Jamás podrá hacer eso. Sin embago, es innegable su efecto en ambos costados. En ataque sirve de eje, pero en defensa hemos visto a pocos jugadores tan dominantes a lo largo de la historia.

Más | La excelencia de Golden State Warriors y sus ajustes tácticos

Utah Jazz era el conjunto menos afectado por la entrada de jugadores en los protocolos de salud y seguridad de COVID-19. Pero Joe Ingles entró a finales de diciembre y desde entonces cuentan con varias bajas. Udoka Azubuike, Jared Butler, Rudy Gay o Hassan Whiteside figuran cuando escribimos estas líneas, pero la ausencia de mayor relevancia es la de Gobert.

El pivote francés disputó su último encuentro en la victoria ante los Pelicans el pasado 3 de enero. Completó su doble-doble número 31 en 37 partidos con 10 puntos y 17 rebotes, además de 2 tapones y un poco habitual 3 de 8 en tiro (37,5%). Desde entonces se ha perdido 5 partidos y el Jazz no podría extrañarlo más.

Hasta la última participación de Gobert, Utah figuraba como la 5º defensa más eficiente, encajando 107,1 puntos por 100 posesiones, situándose -con un balance de 27-10- como el 3º mejor equipo en temporada regular por detrás de Golden State y Phoenix. Poderoso rendimiento de la franquicia de Salt Lake City, a lo que nos tienen acostumbrados durante los años de Quin Snyder.

Sin embargo, el desplome es significativo desde entonces. Gobert entró en los procolos el día 6 de enero, pero ya se quedó fuera del duelo ante Denver Nuggets del día 5. ¿Qué sucede en este corto e intenso tramo? El Jazz se hundió hasta la última plaza en rendimiento defensivo. Sí, figura como la defensa número 30 en eficiencia permitiendo al rival 120,3 puntos por 100 posesiones. Un terrible balance de 1-4 ante rivales accesibles como Nuggets, Raptors, Pacers, Pistons y Cavaliers.

La presencia de Gobert es innegable como protector de aro. Intimida, controla el rebote en defensa como ningún otro jugador y añade una enorme presión al rival cuando ataca el cristal ofensivo. Los tres galardones de Defensor del Año de sus vitrinas no son casualidad. Y si echamos un vistazo al rendimiento del Jazz según esté o no el 27 en cancha, las estadísticas confirman lo que para el ojo humano es evidente: sin el francés, la defensa de Utah pasa de ser élite a ser un auténtico coladero.

Posesiones Ratio ofensivo Ratio defensivo Ratio neto
con Gobert 2.398 118,6 (95) 104,7 (89) +13,9 (97)
sin Gobert 1.567 116,7 (91) 116,3 (10) +0,4 (52)

*entre paréntesis el percentil de esas alineaciones. ¿Qué es el percentil? En este caso, donde se sitúan esos rendimientos de Utah en una escala de 0 a 100 en comparación con todas las formaciones utilizadas en la temporada (cuanto más alto, mejor; cuanto más bajo, peor).

El evidente problema de Utah es cómo reemplazar a Gobert cuando no está. Todos los equipos sufren cuando una de sus referencias sale del parqué, es normal, pero cuando los reservas son Whiteside y Azubuike la tarea de los minutos sin el francés se complica. Utah no cuenta con un protector de aro fiable para los 15,9 minutos de descanso de su pivote titular. Tampoco precisan de un gran nombre, pero sí de uno fiable. ¿Quién encaja en la ecuación? Uno de los defensores interiores más infravalorados de la actualidad, el alemán de los Clippers Isaiah Hartenstein.

La ideal del small-ball tampoco termina de calar, algo que tiene sentido. La estrella del Jazz es Donovan Mitchell, pero es Gobert sobre quien montan todo el esquema, incluso en ataque. Vemos que sin él en cancha también baja la producción ofensiva. Se trata de un pivote inteligente cuya evolución con los años es muy positiva. Bloquea de forma excelente y pasa muy bien desde el pick&roll, además de finalizar de forma poderosa (70,6% esta temporada, mejor marca de su carrera).

Más | Los Angeles Lakers caen de nuevo al 50% de victorias: "Está siendo una temporada de altibajos"

Utah se basa en el juego de cuatro pequeños con ciertas carencias defensivas. Ni Mitchell, ni Mike Conley, ni Royce O'Neale, ni Bojan Bogdanovic son extraordinarios atrás, y si son buenos, son poco atléticos y de escaso tamaño, factores fundamentales para la defensa. Sin Gobert el Jazz se desploma. La defensa se rige por el concepto de forzar malos tiros y controlar el rebote. Es una defensa conservadora, lo cual encaja con su pivote estrella. ¿Qué ocurre desde el 4 de enero? Son 28º en tiro efectivo del rival, el factor defensivo más importante para el equipo (permiten 57,8% de acierto).

Por si fuese poco, la 2021-2022 de Gobert está siendo la mejor de toda su carrera. Los 15,5 puntos, 15,1 rebotes, 2,3 tapones y 70,6% en tiro son medias nunca vistas. De hecho, en toda la historia de la NBA solo hay cuatro jugadores que hayan logrado promedios de al menos 15 puntos, 15 rebotes y 2 tapones: Elvin Hayes y Bob McAdoo, en la 1973-1974; Kareem Abdul-Jabbar, en la 1975-1976; y Moses Malone, en la 1982-1983. Gobert marca la gran diferencia con su acierto en tiro, ya que el siguiente sería McAdoo con su 54,7% (todo sea dicho, todos tiraban más del doble de tiros por encuentro que el francés).

Los Playoffs son otra historia, desde luego, pero el debate es legítimo. La única carencia defensiva de Gobert es conocida por todos: salir al perímetro para marcar a interiores con tiro exterior. Si nosotros lo sabemos, él mismo y el Jazz lo sabe. Entonces, ¿es responsabilidad del propio Gobert o de Utah por ser incapaces de tapar la excepción que confirma la regla con este fantástico defensor?

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Karl-Anthony Towns, Anthony Edwards (Minnesota Timberwolves)
All-Star: 6 jugadores que merecerían tu voto
Sergio Rabinal
Anthony Davis
¿Cómo marcha la recuperación de AD?
Kyle Irving
luka doncic
La peor racha de Luka al triple y su transformación
Nacho Losilla
Cade cunningham
🎥 Cunningham, talento al servicio de Detroit
Sergio Rabinal
Ben Simmons (Philadelphia 76ers)
Simmons, dispuesto a no jugar si no es traspasado
Kyle Irving
Stanley Johnson
Johnson, la solución de Lakers ante Utah
Juan Estevez
Más noticias