);
Indiana Pacers

Victor Oladipo y su vuelta tras la lesión: "Mi trabajo no ha concluido, mi legado no está terminado"

Ganador del premio al Jugador más mejorado de la temporada en 2018, nombrado como titular en un All-Star Game en 2019 y tan solo unas semanas después de esto último, un fundido a negro. La carrera de Victor Oladipo, que en cuestión de tres temporadas había dado un vuelco de 180 grados, pasó al extremo opuesto el 23 de enero de 2019. Aquella noche en el Bankers Life Fieldhouse, a los 16 minutos de juego contra los Raptors, el tendón del cuádriceps de su rodilla derecha se hacía añicos justo en el momento más importante de toda su carrera.

MÁS | Sergio Scariolo: "La NBA encontrará las mejores soluciones, siempre han ido por delante"

"Al final del día, quería que mi nombre fuera mencionado con uno de los grandes", dijo Oladipo en una entrevista con The Athletic. "Entonces, cuando ocurrió esta lesión cuádruple, pensé que mi trabajo no ha concluído. Mi legado no está terminado. Esta rodilla es un pequeño bulto en el camino. Pero alguien me dijo una vez hace mucho tiempo: 'si el camino en el que estás es fácil, entonces estás en el camino equivocado'", asegura.

Un año entero tendría que pasar para que finalmente el jugador de Maryland pudiese volver a pisar una cancha de baloncesto con los Indiana Pacers. Sucedería el 29 de enero de este año con un lleno hasta la bandera en Indianápolis, que recibía a su estrella como se merecía. A los 6 minutos del partido ante los Bulls, Dipo saltaba al campo entre aplausos y con la grada mostrando pancartas de apoyo al jugador. Un (re)debut en el que lucharía contra la adversidad de haber estado más de 365 días en el dique seco, pero dejando claro que seguía pudiendo marcar las diferencias. Así, Oladipo sería el encargado de anotar el triple que forzó la prórroga para que más tarde los Pacers se hiciesen con la victoria.

MÁS | La posesión: La perfecta conexión de Bam Adebayo y Duncan Robinson a través del mano a mano

A partir de entonces, el escolta disputó un total de 13 partidos antes de que la temporada quedase suspendida indefinidamente por la expansión del coronavirus. Su mejor momento en la 2019-2020 vendría frente a Boston Celtics donde, a pesar de la restricción de minutos, acabó siendo uno de los nombres propios del choque con 27 puntos. "Tuve un gran partido. Jugué bien", dijo el jugador de Pacers, "pero estaría mintiendo si dijera que incluso estaba al 80 por ciento", comenta sobre su estado actual. Irónicamente ese gran encuentro disputado el 10 de marzo sería el último hasta el momento, pues al día siguiente la competición quedaría en el aire.

Su camino hasta lo más alto no ha sido fácil. Tras cuajar un buen año rookie con Orlando Magic, no terminó de dar el salto como jugador franquicia, saliendo traspasado en 2016 a Oklahoma City Thunder, donde renovó por 4 años antes de ser traspasado en 2017 a Indiana. Pese a que su explosión sucediese en 2018 bajo las órdenes de Nate McMillan, donde fue nombrado All-Defensive y formó parte del tercer mejor quinteto de la liga, Oladipo siente que no se le valora lo suficiente. "Personalmente, siento que realmente no me respetan. Y está bien. Lo entiendo. Fue solo un año o un año y unos pocos meses, o en cualquier caso. Y todavía tengo mucho que demostrar", comenta el jugador. "Quiero que todo el mundo recuerde mi nombre. Por eso hago lo que hago. Y es por eso que voy a volver más fuerte que nunca porque todavía tengo algunos asuntos pendientes. Y todavía tengo muchas cosas que necesito lograr y quiero lograr, para que mi nombre pueda sonar", dice el escolta.

MÁS | El ESPN Wide World of Sports Complex, el centro de Disney en Orlando que respira baloncesto y deportes

Aunque la suspensión le ha impedido mostrar todas sus habilidades tras la lesión, este parón le ha servido para poder disfrutar de The Last Dance y aprender de uno de los más grandes como Michael Jordan. "Te permite verlo desde otra perspectiva, cómo se construyó la grandeza, cómo se construyó esa dinastía. Te hace querer trabajar aún más duro como jugador y te hace querer aplicarlo a tu equipo o a tu vida cotidiana también", dijo Oladipo.

"Siempre fui fan de Jordan, Kobe (Bryant). Creo que (Dwyane) Wade me ayudó a creer que podría ser un escolta en la NBA, porque él era él mismo. Entonces, diría que esos tres son monumentales en mi vida de baloncesto y me inspiran a jugar al más alto nivel que puedo y seguir trabajando. La ética de trabajo de Kobe y MJ no tenía comparación, y al final del día, eso es lo que me esfuerzo por ser, tener una ética de trabajo como ellos. Así que espero poder algún día ser un campeón como lo fueron ellos", finaliza.

El jugador formado en la universidad de Indiana tan solo ha disputado 13 partidos en este curso, en los que ha conseguido promediar 13,8 puntos, 3,2 puntos y 3,0 asistencias.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Draft 2019 Hero Silver
10 preguntas y respuestas para entender el Draft
Juan Estevez
LeBron James
🎥 Mejores volcadas de LeBron en Disney
NBA.com Staff
Kevin Willis, Robert Parish y Vince Carter
Los jugadores de mayor edad en la historia NBA
Carlos Herrera Luyando
VanVleet
Cinco posibles destinos para Fred VanVleet
Juan Estevez
lebron james luka doncic 2k21
Los ratings de las estrellas en el 2K21
Nacho Losilla
Andre Drummond
Drummond y las dudas rumbo a la Agencia Libre
Leandro Fernández
Más noticias