Washington Wizards

¿Hay que creer en Washington Wizards? Un inicio único sostenido por una defensa de elite

En todos los comienzos de temporada en la NBA hay siempre uno o dos equipos que destacan por encima del resto de manera inesperada. Como apareciendo de la nada y sin previo aviso, esos conjuntos se aprovechan de su rápido desarrollo, pericia o un calendario más accesible para asentarse en la parte alta de la clasificación contra todo pronóstico. El tiempo suele ser el mejor juez en este tipo de casos pues en una Fase Regular tan larga y exigente no hay margen para la sorpresa, y los mejores siempre terminan imponiéndose a cualquier momento de inspiración que pueda atravesar un grupo. Washington Wizards es uno de los nombres propios de lo que llevamos de 2021-2022, siendo líder de la Conferencia Este y sin dar apenas muestras de tener grieta alguna.

Nadie tenía en sus pronósticos a los de la capital entre aquellos equipos a tener en cuenta para comandar la parte alta de la clasificación un mes después de haber arrancado la competición. Los cambios realizados en el plantel auguraban un momento de transición, quizás con un mayor impulso o consistencia respecto al curso anterior, pero era imposible prever que los Wizards tendrían un mejor balance y, sobre todo, mejores sensaciones que los Lakers, Bucks o Celtics.

MÁS | Wizards y un inicio histórico

Porque no es solo que Washington vaya ahora mismo 10-4 tras prácticamente un mes de partidos, algo que a simple vista podría haber sido causa de un calendario más sencillo respecto a otros conjuntos, sino que están demostrando ser un equipo sólido, bien organizado, con las ideas claras y que defiende a un altísimo nivel. Sin ir más lejos, los de DC son la franquicia que mejor balance ha atesorado contra rivales por encima del 50% de victorias con un registro de 4-1, venciendo a Grizzlies, Bucks, Cavs o Hawks. De hecho, echando un vistazo a las métricas de análisis de dureza de calendario de Tankathon, los Wizards tienen el 15º más complicado, justo en medio de toda la NBA, por lo que su camino hasta aquí no ha sido en absoluto sencillo.

¿Y cuál está siendo la clave del éxito de los Wizards hasta ahora? No, no tiene que ver con Bradley Beal, quien está promediando apenas 23,3 puntos por noche con un 40,7% de acierto en tiros de campo. La llave del gran inicio que vienen teniendo los de la capital se fundamenta sobre su defensa, un sistema de protección del aro desarrollado por un técnico novel como es Wes Unseld Jr y que ha logrado conectar a la perfección con todo el plantel.

Unseld Jr no es precisamente un debutante en esto de los bancos. El hijo del mito de los Bullets lleva 16 años dentro de la órbita NBA, ocupando diferentes roles de entrenador asistente y pasando por los Wizards, Warriors, Magic y Nuggets, donde estuvo las últimas 6 temporadas antes de tener su primera oportunidad como técnico jefe. A lo largo de ese tiempo, el nativo de Maryland ha desarrollado una fama al interno de la liga como un absoluto especialista defensivo, siendo clave en el desarrollo de esta faceta en los últimos años con Nikola Jokic, un papel vital en su crecimiento y el del equipo.

Unseld Jr. no tiene una fórmula mágica ni el sistema defensivo definitivo, sino que cuenta con la experiencia necesaria para saber qué es lo necesario ante cada rival, algo adquirido tras prácticamente dos décadas en la sombra, tratando de conocer todos los detalles posibles de los oponentes y sabiendo anticiparse a ellos.

Quizá lo más importante que haya hecho el técnico novato hasta el momento ha sido la parte mental y motivadora para con el grupo, consiguiendo que todo el plantel esté en la misma página y siga cada plan de partido como si fuese un salvavidas.

"El entrenador viene con un plan de juego simple, tanto en ataque como en defensa en lo que respecta a cada equipo", dijo Montrezl Harrell recientemente. "El entrenador hace todas las pequeñas cosas que algunos muchachos pueden no querer hacer en un momento determinado. Todos estamos comprometidos y lo apoyamos al 100% porque al final del día es un esfuerzo colectivo de grupo. No son solo los entrenadores, los jugadores y el personal superior. Esta organización se mueve de la mejor manera cuando todos trabajamos juntos como uno. El entrenador ha hecho un gran trabajo al llegar e inculcar a todos eso".

"Nunca está demasiado arriba y ni demasiado abajo", destacó Deni Avdija sobre Unseld Jr. "Él sabe cómo unirnos, acercarse a nosotros y sacar lo mejor de nosotros. Eso es algo muy importante".

"Si siempre estás demasiado arriba o demasiado abajo como entrenador eso solo genera estrés. Creo que el entrenador Unseld hace un trabajo perfecto al mantener el rumbo", añadió Spencer Dinwiddie.

La cohesión y la confianza entre banco y cancha son dos factores clave en el buen funcionamiento de un equipo, más cuando el objetivo no es otro que ser una de las 10 mejores defensas al término del curso como es el caso de estos Wizards. En ese sentido, Washington está dando los pasos adecuados para conseguir la meta impuesta por Unseld Jr pues ahora mismo tienen el 4º mejor dato en ratio defensivo, permitiendo tan solo 102,8, algo que están logrando a base de dejar a sus oponentes en un 42,4% de acierto en tiros de campo, siendo este el más bajo de toda la NBA, así como en triples con 30,7%.

De nuevo, la clave del éxito de Washington no reside en una serie de medidas rompedoras e innovadoras, pero sí está dejando claro que la intención del equipo es ser muy agresivos en su defensa sin balón.

Esto se está dando a través de pasar los bloqueos indirectos por arriba y persiguiendo, impidiendo que el rival pueda conseguir lanzamientos fáciles a riesgo de permitir la penetración. Una estrategia sumamente común en la NBA por el repunte del tiro exterior y su volumen que los de Unseld Jr están llevando a cabo de la mano de Kentavious Caldwell-Pope y Bradley Beal, que se ubican entre los 50 primeros clasificados en desvíos (deflections).

Otro de los pilares de la defensa de los Wizards es sin duda su fantástica rotación en las ayudas, ya sea en pase o ante penetración. Con un último defensor que sirve como timón de la defensa ubicado en los aledaños del aro en lado débil los de la capital, incluso a riesgo de que eso pueda inducir al rival a conseguir tiros cómodos.

Con el scouting como guía y la convicción de ser muy agresivos atrás, Unseld Jr está aplicando una estrategia con respecto al bloqueo directo que ya utilizó en el pasado en Denver y que sirvió para tapar las carencias de Jokic en defensa. En este deporte, cuantos más riesgos se corren en defensa más probabilidades hay de convertir una carencia en una virtud por el factor caos que crea mantener una postura así. No obstante, la línea entre el éxito y el fracaso de este plan es muy fina y especulativa, pues ante rivales capaces de sacar adelante su ataque a base de movimiento de balón o afrontando el pick&roll con más mesura.

El técnico de los Wizards ha instaurado lo que en los Nuggets llamaban "Up" y que se basa en el que interior involucrado asume una posición más "nivelada" para que el manejador rival tome una decisión, de tal modo que los compañeros por debajo de línea de balón han de estar pendientes de lo que pueda suceder. Pese a lo que pueda parecer, no es tanto un sistema de cambios como una finta y recuperación (fake & recover) para que sea la defensa quien guíe al ataque rival y no al revés, eligiendo en cierto modo lo que verdaderamente quieren que suceda.

Esto, trasladado al ecosistema de Washington, plantea alternativas muy diferentes a las que podían llevar a cabo los Nuggets por el tipo de jugador que es Jokic, rotando mucho más veloces:

"Teóricamente, deberíamos conceder más triples, y ahí es donde entra el esfuerzo múltiple y la mentalidad de lucha. Vamos a ceder más triples, pero deben ser triples disputados, triples bajo coacción", dijo Unseld Jr a The Ringer en 2018 al respecto de su filosofía defensiva.

Para llevar a cabo este plan los Wizards tienen que estar muy unidos como grupo, teniendo la suficiente confianza para comunicar absolutamente todo lo que suceda en la cancha, algo posible gracias a figuras como Spencer Dinwiddie o Montrezl Harrell, además de tener figuras capaces de leer y anticiparse a los movimientos rivales, ahí es donde Kyle Kuzma más está destacando, alguien que a pesar de todo es un gran defensor en ayudas.

¿Es sostenible este nivel defensivo de Washington durante lo que resta de temporada? Es complicado dar una respuesta, pero lo que está claro es que los de la capital están dando los pasos adecuados para desarrollar una cultura consistente y con una base firme que de pie al resurgimiento de un proyecto que desde 2019 ha estado siempre entre las 11 peores defensas de la liga.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Donovan Mitchell
Mitchell le dio alegría a Utah en un partidazo
NBA.com Staff
Evolución dle triple en la NBA: Larry Bird, Reggie Miller, Ray Allen, Stephen Curry y James Harden
Los líderes históricos en triples
Agustín Aboy
Campazzo
Campazzo y su racha más consistente
Juan Estevez
Cousins
Un Cousins renovado y productivo
Juan Estevez
Keldon
La temporada de los Spurs es un éxito: tres motivos
Juan Estevez
Jarrett allen lauri markkanen evan Mobley
¿Cómo está funcionando la apuesta de Cavs?
Nacho Losilla
Más noticias